Industria automotriz también apuesta por fabricar autos superdeportivos eléctricos

 22-07-2020
Andrés Zimbrón

 

   

 

Los vehículos eléctricos avanzan paulatinamente en la industria automotriz ascendiendo como una alternativa de transporte eficaz tratando de mantener los estándares ecológicos impuestos por los gobiernos en cada país a fin de frenar el cambio climático y reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en el planeta.

Asimismo, el desarrollo de nueva tecnología también ha permitido a las firmas de automóviles mejorar sus unidades eléctricas convirtiéndolas aún más rápidas, darles un mejor rendimiento en las baterías y fabricarlos con una mayor resistencia. Una prueba de ello, es el prototipo que presentó Ford con su Mustang Match-E con siete motores y mil 400 caballos de fuerza.

El superdeportivo eléctrico diseñado por Ford combina un diseño de auto de carreras con un alerón que produce mil 43 kilos de carga aerodinámica y tres de sus siete motores impulsan los ejes delanteros, mientras que los cuatro motores restantes están conectados a la tracción trasera. La batería con una aleación de magnesio, níquel y cobalto, le dan al Match-E un tiempo de media hora de conducción rápida, además la pila del auto puede recargarse al 100 por ciento en 45 minutos.

Pero Ford no es la única empresa que está produciendo autos eléctricos con especificaciones elevadas. La firma china NextEV desarrolló un superdeportivo denominado Nio EP9 que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 2.9 segundos. El vehículo con 4 motores eléctricos de mil kW, combina una carrocería de fibra de carbono para crear una carga aerodinámica muy apegada al de la empresa estadounidense.

Igualmente, Tesla Roadster también es uno de los automóviles eléctricos que entra en la categoría de superdeportivo gracias a su motor y su tracción en las cuatro ruedas. La última versión del Roadster alcanza una aceleración de 0 a 100 km/h en 2.1 segundos y puede recorrer una distancia de mil kilómetros con una sola carga.

Por otra parte, la firma británica Aston Martin diseñó por primera vez en 2019 un auto eléctrico llamado Aston Martin Rapide E, un vehículo 100 por ciento eléctrico diseñado por los especialistas de Williams Advanced Engineering (mismos que desarrollan los autos para la Fórmula 1 y Fórmula E), con dos motores eléctricos instalados en el eje trasero que permiten una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos alcanzando velocidades máximas en rectas de 250 km/h y cada carga completa ofrece poco más de 300 kilómetros de autonomía.

Hasta el momento, la firma de automóviles Ford tiene pensado hacer del Match-E un vehículo de carreras de resistencia y no tanto de velocidad. El superdeportivo se encuentra en fase de pruebas, por lo pronto, debutará en una carrera NASCAR y se espera que llegue al mercado en Estados Unidos en diciembre de 2020. Mientras tanto, esta y otras compañías del sector automotriz ven en los vehículos eléctricos el futuro de la movilidad.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-