Cuál es la nueva estrategia de electrificación del grupo automotriz Stellantis

 09-07-2021
Andrés Zimbrón

 

   

 

Crédito foto: Akin en Unsplash

Crédito foto: Akin en Unsplash

 

Stellantis, un grupo empresarial conformado por Fiat Chrysler y la automotriz francesa PSA planean invertir 35,54 mil millones de dólares hasta 2025 para electrificar su línea de vehículos. El fabricante de automóviles número 4 en el mundo tiene en la mira competir con el líder de vehículos eléctricos Tesla y otros fabricantes a nivel mundial.

Carlos Tavares, director ejecutivo de Stellantis señaló en una transmisión por Internet que este periodo de transformación es una oportunidad importante para comenzar una nueva carrera. "El corporativo está trabajando a marchas forzadas en su viaje a la electrificación, nuestro programa EV busca extender el modelo de negocio para 2025", señaló.

La principal estrategia de la firma es apuntar a que más del 70% de las ventas en Europa y el 40% en Estados Unidos sean vehículos de bajas emisiones de CO2 para 2030. Las 14 marcas que conforman el grupo empresarial se comprometieron a ofrecer las mejores soluciones totalmente electrificadas de su clase.

Ello comprende una entrega de Vehículos Eléctricos de Batería (BEV) con rangos de 500 a 800 kilómetros por cada carga. Además, tienen la intención de introducir en sus autos de todas las categorías baterías de estado sólido, un hito tecnológico que la compañía espera alcanzar en 2026.

Según Stellantis, la estrategia que presentaron durante el "EV Day 2021" está centrada en la cantidad correcta de inversión en tecnología adecuada para llegar al mercado en el momento adecuado. "La empresa impulsa la libertad de movimiento de una forma más eficiente, asequible y, sobre todo, sostenible", explicó Tavares.

Esta estrategia se verá respaldada por la ejecución de las oportunidades de sinergia derivadas de la formación de Stellantis. Por ejemplo, una inyección anual de capital de 5 mil 923 millones de dólares para costear las baterías y optimización continua de los costes de producción y distribución. Aunado a ello, la mayor parte del capital invertido será para innovar en los servicios conectados y los futuros modelos de negocio en cuestión de sistemas operativos propios.

Otra parte fundamental de su estrategia para electrificar vehículos es reducir los costos de las baterías, a través de una reducción de los precios en el periodo 2020-2024. Con esa acción, el corporativo espera aprovechar la reducción de costos para simplificar el formato de los módulos y aumentar el tamaño de las celdas de las baterías actualizando su composición química.

Su principal intención con estas acciones es maximizar el valor total del ciclo de vida de las baterías por medio de la reparación, la remanufactura, el uso de segunda vida y el reciclaje. Para 2023, su intención es convertirse en la empresa líder de fabricación de vehículos eléctricos en el mundo. La compañía mantiene su compromiso de hacer crecer su liderazgo en vehículos comerciales en Europa, mientras fortalece su posición en América del Norte.

A pesar de tener una estrategia de negocio para ser el número uno a nivel mundial en la próxima década debe superar a grandes rivales de la talla de Toyota y Volkswagen. Hoy en día, Stellantis espera que sus márgenes sobre ganancias operativas en el primer semestre de 2021 superen el objetivo anual de entre 5,5% y 7,5%. Ello sin contar de las pérdidas de producción ocasionados por la crisis de suministro de semiconductores a nivel global.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS