La posibilidad de tener autos voladores para la próxima década está más cerca

 23-12-2019
B Amigon

 

   

 

La próxima frontera en movilidad es, para muchas automotrices, los vehículos voladores. Ya sea la opción air taxi de Uber que tiene bastante tiempo en desarrollo o las nuevas propuestas de otras empresas, es posible que en a partir de 2020 se puedan observar pruebas públicas de estos autos voladores.

Diversos han sido los intentos en años anteriores de lograr un automóvil capaz de viajar por el aire. Algunos se encuentran en períodos de prueba y otros apenas presentan los bocetos de sus grandes obras, pero una gran parte del sector automotriz o del servicio de transporte aéreo tiene la vista puesta completamente en una movilidad que incluya surcar los cielos.

Uber es quien tiene la apuesta más alta en esta carrera para dominar el aire. La compañía tiene pensado empezar con vuelos de demostración en 2020. Dallas, Los Angeles y Melbourne, son tres ciudades que ya aceptaron la planificación de estas nuevas redes de tránsito aéreo en su espacio, y para 2023 se espera lanzar un servicio de carsharing aéreo para el público.

Vehículos eléctricos con despegue y aterrizaje recto (Vertical Take-Off and Landing o VTOL) son el objetivo principal de Uber y recientemente obtuvo un contrato con la compañía aeroespacial de California, Joby, quien se especializa en aviación eléctrica.

Se trata de un trabajo de compartir el conocimiento de cada una de las partes: Joby ofrecerá el conocimiento de su movilidad aérea eléctrica mientras Uber provee la ayuda en su control de tráfico aéreo con el que ha trabajado en las ciudades, así como la red de contratación de servicios de carsharing a través de la app.

Por supuesto, Uber no es la única compañía, de entre las más de 70 empresas trabajando en movilidad aérea. Hyundai anunció su presentación de un concepto propio de auto volador para uso personal denominado Personal Air Vehicle (PAV) en la International Consumer Electronics Show o CES 2020.

Otras empresas utilizan diferentes métodos para llegar al mismo objetivo: la startup Skyryse en vez de desarrollar autos voladores ofrece transformar vehículos tales como un helicóptero Robinson R-44 modificado con tecnología autónoma para ofrecer viajes, es decir transformarlos en taxis.

Ya sea de una forma o de otra, es seguro que en la próxima década los vehículos voladores serán una realidad, aunque queda preguntarse si las ciudades están o están preparadas, hablando de infraestructura y aceptación del público, para estos autos y los problemas propios que acarrearan.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-