La realidad eléctrica del sector aeronáutico

 03-07-2019
Ariadna Armas

 

   

 

Eviation, la fabricante israelí, junto con Siemens y magniX, presentaron durante el Salón Internacional de la Aeronáutica en el Paris Air Show al primer avión comercial eléctrico. El prototipo de la empresa ya cuenta con pedidos y se planea que pueda volar en 2022.

Alice será de los primeros en su clase debido a su diseño, funcionalidad y costos de mantenimiento. Su capacidad será de 9 pasajeros y podrá recorrer hasta 1.040 km de distancia a 440km/h. En rango corto se ejecuta su funcionalidad. En la actualidad se venden al menos dos mil millones de boletos de avión al año para 400 km de distancia, lo que lo convierte en el medio de transporte perfecto para vuelos regionales.

No es la primera vez que se explora la tecnología eléctrica en aeronaves. El fabricante de motores, Rolls-Royce y el fabricante de aeronaves canadiense, Airbus, están trabajando en conjunto con Siemens en el E-Fan X. Un motor eléctrico de dos megavatios especialmente creado para el modelo Jet BAE 146. Se espera que este proyecto híbrido esté disponible a partir de 2021.

Otro fabricante de motores, Pratt & Whitney, trabaja con una tecnología eléctrica dentro de un motor 1MW para volverlo híbrido. La finalidad será al un 30% de ahorro de combustible para 2022. Zunum Aero, la aerolínea EasyJet y Wright Electric son otras empresas del sector en la búsqueda de métodos que reemplacen o reduzcan el consumo de combustible.

Por parte de Eviation y de su avión, Alice, como el primer prototipo en ver la luz en el París Air Show, ya tiene pedidos por parte de la aerolínea estadounidense Cape Air la cual aseguró la compra de estos aviones. El director ejecutivo de MagniX, Roei Ganzarski, declaró que una de la principales motivaciones por explorar la tecnología eléctrica es su sentido comercial. Contemplando que Reino Unido, será para 2050 el primer país parte del G7 en tener como meta las cero emisiones. Las aerolíneas y fabricantes se verán en la necesidad de explorar métodos para continuar con la circulación aérea.

La tecnología eléctrica ha tenido que evolucionar a más medios de movilidad. De autos a medios de transporte, la electricidad ha innovado en camiones de carga, públicos y ahora, aviones. Como ya es bien sabido, la industria aeronáutica es uno de los sectores con mayor emisión de gases invernadero debido al consumo en grandes cantidades de combustibles fósiles que necesitan los motores para funcionar a rango amplio.

Mientras la cantidad de viajeros continúe en aumento, la demanda por vuelos y la necesidad de reducción de emisiones de este sector, sobre todo en rutas de larga distancia, seguirá en el primer lugar de prioridades en las agendas de los años siguientes.