Tesla está cada vez más cerca de retirar el autopilot del mercado

 10-06-2022
Andrés Zimbrón
   

 

Crédito foto: Pexels

Crédito foto: Pexels

 

Tras el anuncio de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) de Estados Unidos, Tesla está a un paso más cerca de retirar del mercado sus sistemas de conducción parcialmente automatizados. La organización elevó su investigación sobre una serie de colisiones con vehículos de emergencia estacionados o camiones con señales de advertencia.

Ante ello, la compañía propiedad de Elon Musk se ha visto envuelta en una serie de análisis de ingeniería y sus sistemas automatizados que realizan tareas básicas de conducción. Los documentos publicados el 9 de junio de 2022 también plantean algunos problemas serios sobre el sistema de piloto automático de Tesla. Entre ellos, la capacidad limitada en su conducción en algunas áreas, esto podría estar ocasionando accidentes al no estar tomando en cuenta las advertencias del vehículo.

Después de publicar los documentos, la NHTSA explicó que ampliará su análisis de choque existente, evaluará conjuntos de datos adicionales y realizará evaluaciones constantes a los vehículos. También, hará un análisis exhaustivo al piloto automático y los sistemas Tesla asociados, los cuales pueden exacerbar los factores humanos o los riesgos de seguridad conductual.

Según los informes, cerca de 830 mil automóviles de Tesla están involucrados en la investigación, esta situación podría orillar a la compañía a emitir una orden de retiro del autopilot del mercado. En la mayoría de los 16 accidentes registrados hasta el momento, el automóvil Tesla emitió alertas de colisión frontal a los conductores justo antes del impacto.

En la mitad de los casos, pudo intervenir el frenado automático de emergencia para reducir la velocidad del vehículo. Y en más de la mitad el autopilot cedió al conductor el control de los Tesla menos de un segundo antes del accidente. La agencia actualmente está investigando también accidentes que involucran patrones similares y no incluyen vehículos de emergencia o camiones con señales de advertencia.

Si bien, en la mayoría de los casos, el sistema autónomo de conducción de Tesla es señalado culpable, la agencia también reveló que los conductores tienen una parte de falta en ello. Por ejemplo, la NHTSA descubrió que en varios casos los conductores tenían las manos en el volante como lo requiere Tesla, pero no tomaron las medidas para evitar un choque.

Debido a esta situación el organismo sugiere que los conductores tampoco están cumpliendo con el sistema de Tesla cuyo objetivo es obligarlos a mantener las manos en el volante. Antes de obligar a la firma de vehículos eléctricos a retirar su piloto automático, la NHTSA analizará si existe un defecto de seguridad en el software.

Por el contrario, si las fallas persisten y hay argumentos suficientes de un mal uso del sistema, entonces Tesla podría retirar el autopilot de sus unidades.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS