Uber y el operador fueron los responsables del accidente fatal en Arizona

 19-11-2019
A Amigon

 

   

 

Crédito foto: National Transportation Safety Board

Crédito foto: National Transportation Safety Board

 

La tecnología avanza tan rápido actualmente que las leyes y regulaciones necesarias con ella se quedan detrás, lo cual puede traer nefastas consecuencias para los seres humanos. Este es el caso con la falta de leyes en los vehículos autonómos de Uber que resultó en la muerte de una persona en Arizona. Funcionarios del gobierno declararon, la principal causa del fatal accidente fue el operador quien no pudo monitorear la carretera mientras se distraía con el teléfono celular. Asimismo, consideró una "cultura de seguridad inadecuada de Uber", señaló la Junta Nacional de Seguridad de Transporte (NTSB).

En marzo de 2018 ocurrió un fatídico accidente de tráfico con uno de los automóviles autónomos que Uber prueba, el cual resultó en la muerte de Elaine Herzberg. Entonces sólo se sabía que el vehículo falló en identificar a la víctima quien cruzaba la calle con su bicicleta roja llena de bolsas de compra cuando fue arrollada, pero el caso no estaba del todo claro.

A un año del accidente, la NTSB recibió información de un panel de expertos que analizó el caso durante este tiempo. Los investigadores aportaron nueva información, lo más importante:

El error del operador del vehículo: Rafaela Vasquez fungía como operadora humana en el vehículo de Uber, ya que por políticas de la empresa y para evitar accidentes todas las pruebas con carros autónomos deben tenerlo. Vasquez se encontraba viendo La Voz en su celular al momento del impacto. El NTSB determinó que la operadora ocupaba el 34% del tiempo en su smartphone.

Falta de un mejor monitoreo en los vehículos de Uber. Las cámaras al interior del vehículo no verificaban que los conductores de seguridad violen las políticas de la compañía las que prohíben el uso del celular o cualquier otro dispositivo durante las pruebas.

Además, Uber no cuenta con un gerente de seguridad dedicado a la evaluación y mitigación de estos riesgos, así como tener en cuenta el aburrimiento de la tarea por parte de los conductores de seguridad y los riesgos que esto acarrea.

Políticas insuficientes de parte del estado de Arizona que permitan regular a los vehículos autónomos en caminos y carreteras públicas. Otros estados de Estados Unidos han discutido leyes y regulaciones de tránsito para las pruebas de robots autonómos, como los desarrollados por Amazon, u otros vehículos autónomos.

Uno de los datos más sobresalientes fue la falta de un plan de seguridad por parte de la compañía al momento del accidente y la falta de programación para reaccionar a peatones que no se caminan por los pasos designados, un dato importante al considerar antes de realizar las pruebas en las calles; esto ha sido la causa de otros accidentes menores.

Este es uno de los peores casos en accidentes con vehículos autónomos involucrados, en este caso la falta de una programación apropiada de detección, la negligencia del operador de seguridad y de la compañía al no tener un plan de seguridad o la verificación del cumplimiento de sus normas por parte de los empleados. Los estados de Estados Unidos deberán verificar y regular a estos vehículos aunque aún se encuentren en pruebas.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS