Efecto Ghosn y la caída financiera de Nissan

 29-07-2019
Patricia Manero

 

   

 

Entre los meses de abril y mayo de 2019, el beneficio neto de Nissan cayó alrededor de 95% a comparación del mismo periodo de 2018, lo que representa uno de los peores resultados de la compañía japonesa de vehículos. La situación ocurre luego de los escándalos financieros de su expresidente, el brasileño Carlos Ghosn.

De acuerdo con la BBC, las ganancias de la compañía no han alcanzado ni siquiera los 15 millones de dólares, por lo tanto, estos resultados son considerados una crisis. El presidente de la empresa, Hiroto Saikawa mencionó "reconocemos que los resultados son muy mediocres".

Los directivos de la firma aún muestran optimismo a pesar de las cifras tan bajas. Asimismo, las consecuencias de dichas cifras fueron medidas drásticas tales como el despido del 10% de sus empleados, equivalente a 12 mil 500 empleos y se espera, hará reducir la producción mundial en el mismo porcentaje para 2022.

De esta manera, la caída financiera de la compañía tiene su origen en factores externos como el precio de las materias primas usadas para la manufactura de los vehículos, las fluctuaciones de los tipos de cambio y las inversiones hechas para cumplir las normativas regulatorias, informó el comunicado expuesto por Nissan.

Otros motivos del mal momento de la empresa son: la inversión, no sólo en las normas regulatorias, sino en los vehículos menos contaminantes, así como la paralización de mercados de Estados Unidos, Europa y Japón. Igualmente, el arresto del expresidente de la firma, Carlos Ghosn, por malversaciones de fondos también es un factor crucial para la estabilidad financiera de Nissan.

Ante esto, la compañía amplió su investigación interna del caso Ghosn a todos los países pertenecientes a la red global de la firma, también aumentó los contratos a expertos forenses digitales para la búsqueda de evidencia. No obstante Carlos Ghosn ya fue acusado de manera formal con cargos de "mala conducta financiera" y está en libertad bajo fianza en Tokio esperando el juicio. La compañía sigue recibiendo demandas de los fiscales que reúnen información del caso.

Expertos forenses trabajan para recopilar y recuperar pruebas digitales y volverlas aptas para su uso en el juicio. Asimismo, apoyan a establecer patrones históricos de comportamiento con respecto a Ghosn y sus socios comerciales de Medio Oriente y Latinoamérica, todo esto a petición de la Fiscalía de Japón y la dirección de Nissan.

Las proyecciones de Nissan se reducirán al menos 184 mil millones de dólares en marzo de 2023 debido a este contexto de inestabilidad financiera. Igualmente, expertos señalan que a consecuencia del juicio contra Ghosn, la confianza del consumidor está por los suelos y esto perjudicó la imagen de la marca, y, por lo tanto, su consumo.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-