Entreprenup Winnovation, el foro de los emprendedores exitosos

 19-10-2019
Julio Hernández

 

   

 

Con un mensaje claro de que la negatividad debe servir como impulso para lograr conquistar el sueño del emprendimiento, el sábado 19 de octubre de 2019 arrancó la segunda edición de Entreprenup Winnovation.

Sebastián Eguiluz, cofundador y CEO de Entreprenup, dio la bienvenida a todos los asistentes y se congratuló de compartir el espacio con gente ganadora y realizadora de proyectos de éxito.

La primera ponencia de Entreprenup Winnovation 2019 estuvo a cargo de Raúl de Anda, Fundador de Unreasonable México, un proyecto basado en buscar la solución de los problemas urgentes de las comunidades mexicanas.

Por su parte, de Anda inició se solidariz con Sinaloa por los recientes hechos de sangre acontecidos tanto en la región como en el país y consideró como un honor estar en Entreprenup Winnovation.

De Anda relató un caso de éxito donde un niño se propuso plantar 1 millón de árboles a pesar de la presencia de negatividad hacia su proyecto. Fue hasta que un vecino y otras personas empezaron a ayudarlo para conquistar ese sueño que inició por la tala indiscriminada de árboles.

"No hay cosas imposibles en este mundo. Lo que tenemos en nuestra mente y lo que decidimos hacer con nuestra vida es lo que eventualmente vamos a hacer", señaló Raúl de Anda.

El tema de liderazgo fue tocado en este discurso por parte del Fundador de Unreasonable México. El punto central de este apartado fue la felicidad por hacer el trabajo y las características de un emprendedor extraordinario.

"Son inadaptados, se enamoran de los problemas y no de su solución, usan innovación y no necesariamente en procesos nuevos, saben que el secreto está en la rapidez de reacción y finalmente son buenos pidiendo ayuda".

Entreprenup Winnovation tuvo en el cierre de la inauguración a Fredric Moussali, CEO y Fundador de Moyo, empresa encargada de helados de yogurt y en palabras para NotiPress calificó como "nutritivos".

Fredric Moussali relató parte de su historia como emprendedor, la cual comenzó en la cadena Sushi Itto hasta la visualización de un sueño como lo es ahora Moyo. La historia es destacable por la parte irracional de este empresario y porque no busca la fortuna monetaria.

"Desde los 13 años me empecé a dar cuenta que me gustaba el servicio, atender a los clientes, ver la sonrisa era algo que me satisfacía", dijo Fredric en el inicio de su ponencia.

Uno de los objetivos característicos de la clase laboral es la búsqueda del dinero y cuando lo tienes es sinónimo de éxito, sin embargo, Fredric Moussali no lo ve así.

"Uno empieza a ver a la gente exitosa por tener dinero", finalizó Fredric, quien gusta de ser feliz con su trabajo no por el objetivo monetario personal, sino por el crecimiento del negocio que comenzó en el Centro Comercial Santa Fe.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-