Interponen demandas por racismo y acoso sexual en ambiente de trabajo de Amazon

 23-07-2021
Fernanda Toscana

 

   

 

Crédito foto: Wiki Commons

Crédito foto: Wiki Commons

 

Más de 550 trabajadores de Amazon interponen petición de demandas por racismo, acoso sexual, intimidación y prejuicios contra las mujeres y grupos subpresentados. Por su parte, la compañía señaló que investigará detalladamente dichas acusaciones de empleados en contra de las unidades de Amazon Web Services y recalcó su cero tolerancia hacia agresiones de esta índole.

Parte del conflicto comenzó a raíz de que en mayo de 2021, cinco mujeres demandaran a la empresa alegando discriminación racial y de género. Inclusive una de ellas, quien trabajaba en la división de Amazon Web Services, acusó a un gerente de hacer comentarios homofóbicos y al contratar a un abogado, fue despedida en represalia. Asimismo, por medio de una publicación en la plataforma LinkedIn en agosto de 2020, un ex empleado de la compañía estadounidense de comercio electrónico comentó que dejó de laborar al ser testigo de casos a los cuales consideraba discriminación de género.

Ejecutivos de la empresa redactaron un correo electrónico a los autores de las peticiones, donde recalcaban su conjunta preocupación y su disposición de contratar a un organismo externo para las investigaciones. No obstante, los peticionarios están de acuerdo con esta medida de investigación independiente de Amazon Web Services, la cual se pretende esté completa el día 30 de octubre de 2021.

Según detalla un artículo, Adam Selipsky, actual director ejecutivo de Amazon Web Services puntualizó en el correo: "Esta firma tiene experiencia, es objetiva y personalmente revisaré sus hallazgos independientes, que ayudarán a guiar cualquier acción futura". Actualmente las demandas están siendo llevadas por el bufete de abogados Wigdor LLP, quienes también atienden el caso de la gerente senior que los demandó por discriminación racial.

Entre las acusaciones destacadas, se encuentra el caso de una ex gerente de operaciones de entrega en una instalación de Amazon en Everett, Washington. La ex trabajadora, Diana Cuervo, informó que su jefe utilizó epítetos raciales en contra de los latinos y al levantar quejas administrativas fue despedida por la empresa. Paralelamente, Emily Sousa, quien trabaja como jefa de turno en un establecimiento de Pensilvania alegó que su superior la comparó con una estrella de cine para adultos, además de verse degradada, sufrió acoso por parte de este mismo al insistirle en mantener una relación más allá de lo laboral.

Tiffany Gordwin, una empleada afroamericana quien actualmente sigue trabajando para la compañía afirmó ser injustamente ignorada en las promociones por parte de sus superiores, quienes ascendieron de puesto únicamente a trabajadores blancos. Sin embargo, hasta la fecha, Amazon no se ha pronunciado respecto a esos ni a ningún otro de los casos específicos de acoso y de discriminación racial y de género.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS