Las tiendas oscuras, una tendencia que creció durante la pandemia

 21-07-2020
Álvaro Sánchez

 

   

 

Las tiendas oscuras son una tendencia que creció en el mundo desde que comenzó la pandemia. Estas son centros de distribución donde no se atiende al público y se ocupan exclusivamente de organizar las compras online. Su crecimiento se debe principalmente al cierre de negocios por medidas de salubridad y porque debido a ello muchas empresas cambiaron su forma de operar. Su prevalencia está asegurada porque, según cálculos de WorldPay, para 2021 en el comercio electrónico se esperan ganancias superiores a los 118 mil millones de dólares tan sólo en Latinoamérica y las tiendas oscuras serán fundamentales.

Esta forma de operar tiene su origen en 2017 en Reino Unido, sin embargo, no ha sido sino hasta la emergencia sanitaria que se aceleró su crecimiento al hacer necesario y obligatorio las operaciones remotas y las compras online. Antes de la pandemia había dos tipos de tiendas oscuras: las diseñadas para recoger pedidos en línea por parte de los clientes y las hechas simplemente para funcionar como bodegas y centros de distribución.

Actualmente la situación es diferente y sólo existe la segunda variante. Las empresas llevan sus productos a las tiendas oscuras y ellos se ocupan de administrarlos y enviarlos. Solamente entran a ellas repartidores de apps de delivery por el paquete de los clientes. Cabe resaltar, la tecnología asegura la eficacia de las operaciones de estas tiendas porque, por medio de aplicaciones y gracias a la recopilación de datos tanto el cliente como los proveedores, pueden dar seguimiento al producto y agilizar las entregas.

De igual manera, anteriormente eran los grandes supermercados o las plazas comerciales los que seleccionaban aquellas tiendas con pocas ventas para cerrarlas y convertirlas en tiendas oscuras, pero ahora con la pandemia todos se vieron obligados a cerrar y adoptar esta forma de operar. A raíz de la cuarentena, muchas empresas no podían abrir sus tiendas, pero necesitaban aumentar sus ventas en el comercio electrónico, de ahí el auge y rápido crecimiento de las tiendas oscuras.

Varias empresas son muestra del éxito de esta forma de comercio, Walmart, Target y otros grandes supermercados alrededor del mundo están abriendo cada vez más tiendas oscuras en distintas regiones. Pero el caso más sobresaliente es el de Whole Foods, una compañía que desde marzo de 2020 ha abierto seis tiendas oscuras, todo para cubrir la gran demanda de las ventas en línea.

Cada vez más comercios planean seguir estos pasos, pues su crecimiento también se debe a que, para los empresarios, son buenas opciones porque optimizan las ventas, reducen costos y sobre todo, les permite seguir operando al mantener el distanciamiento social. Se reducen costos porque con ellas ya no es necesario contratar personal para atención al cliente y al funcionar como bodegas, tampoco es necesario tenerlas en zonas céntricas, pueden estar en zonas remotas y por ello los costos de renta serán menores.

Diversos expertos como Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market, y Gustavo Sambucetti, director de GoForEcommerce, una consultora especializada en proyectos digitales, aseguran, las tiendas oscuras, esta tendencia que creció durante la pandemia, se mantendrán después de la emergencia sanitaria debido a que el comercio electrónico seguirá aumentando sus ventas y los proveedores necesitarán más bodegas como estas.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-