Neurociencias aporta beneficios para alcanzar más productividad en las empresas

 10-01-2020
Raquel Colin

 

   

 

El éxito o la construcción de una imagen corporativa de una empresa no dependen únicamente de cómo lo perciben los clientes y la sociedad en general, sino de cómo está organizada desde el interior, a partir de equipos de trabajo bien estructurados con empleados suficientemente motivados. De este modo, son cada vez más recurrentes las empresas que aplican acciones encaminadas a una mayor productividad y bienestar laboral, aprovechando los beneficios que pueden aportar los avances tecnológicos y científicos para este fin, como el caso de las neurociencias, como herramienta para entender el funcionamiento del cerebro a estímulos específicos.

Las neurociencias se definen como el conjunto de ciencias enfocadas a investigar el funcionamiento neuronal (sistema nervioso central) con el fin de comprender los mecanismos que controlan las reacciones nerviosas y su comportamiento. Aplicadas en el ámbito empresarial, las neurociencias pueden ayudar a los líderes de dichas organizaciones a entender cómo aprenden sus empleados y, en general, las audiencias a las que se dirigen, entendiendo la relación entre las emociones y pensamientos, y la motivación a actuar de forma positiva por un objetivo en común.

Tal como lo señala Julián Jordan, fundador de la consultara DO IT Internacional, en su libro Presentaciones Neuro Poderosas, entender cómo actúan los neurotransmisores sobre las personas involucradas en alguna presentación, ayudará a estas exposiciones a tener un mayor impacto y traducirse en resultados. Actualmente, la inteligencia humana sigue siendo el factor determinante para la toma de decisiones e innovación al interior de las empresas, la cual puede estar apoyada por la inteligencia artificial, pero teniéndola solo como un soporte, lo que confirma la necesidad de generar estímulos que impulsen la productividad.

En su libro, Jordan menciona, para motivar a las personas y provocar que salgan de su zona de confort, se debe partir de la identificación de una necesidad, hacerles ver la viabilidad de un cambio, impulsar acciones encaminadas a dicho cambio y tomar una resolución (la acción). La comprensión del funcionamiento del sistema nervioso central y sus implicaciones es importante, no solo en el ámbito científico, sino en la vida cotidiana y en los escenarios en donde viven y se desarrollan las personas. A partir de una buena estimulación emocional, los empleados de una empresa pueden formar equipos más efectivos y coordinados que los encaminen a alcanzar sus metas.

Más allá de solo ofrecer algún bien o servicio, las empresas deben apostar por mantener la coherencia con sus valores internos y externos, siendo capaces de transmitir al capital humano con que cuentan, los principios y metas. Dicho trabajo debe hacerse para destacar dentro de la industria y, además, generar un sentido de pertenencia verdadera. Vale la pena acercarse a los avances de las neurociencias como un medio por mejorar la productividad, creando ambientes de trabajo funcionales y estables.