Recomendaciones para mejorar la compatibilidad financiera con la pareja

 02-02-2021
Álvaro Sánchez

 

   

 

Crédito foto: Unsplash

Crédito foto: Unsplash

 

Si bien el amor real es desinteresado, la forma en que se llevan las finanzas personales es un punto importante para tener una relación estable. Tarde o temprano la compatibilidad financiera afecta a la relación en pareja y puede tener graves consecuencias. Con ello en mente, diversos medios señalan algunas recomendaciones para mejorar la compatibilidad financiera y evitar que las malas finanzas detonen una separación.

A causa la crisis económica ocasionada por la pandemia, se redefinió la compatibilidad financiera, un tema ya de por sí delicado pero importante. Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía indican, con la crisis las discusiones de pareja aumentaron siendo la principal causa el dinero (43%), seguido de las tareas domésticas (21%), deberes escolares (20%) y el sexo (15%).

Como en las circunstancias actuales es crucial mejorar la compatibilidad financiera, Ana Fernanda de las Fuentes, Directora de Estrategias de Educación Financiera en Cumplo México, indicó en exclusiva para NotiPress. "Una relación amorosa necesita de buenos componentes para que tenga éxito, como lo son: comunicación, confianza, respeto y similitudes en la gestión del dinero. Si una pareja es incompatible financieramente, perderá un pilar de la relación". Con esto último en mente, señala también algunas recomendaciones para mejorar la compatibilidad financiera y para que esta no acabe con la relación.

Establecer metas financieras claras, en las que ambas partes de la relación deben establecer objetivos financieros concretos y trabajarlos. Deben disponer de un orden y decidir cuáles serán a corto plazo y cuáles a largo plazo. También conviene al respecto el conformar una filosofía de ahorro y gasto, consistente en establecer los compromisos económicos comunes pero también mantener una libertad de gastos personales; todo sin olvidar la inversión y el ahorro.

Aunado a lo anterior, recomienda de las Fuentes el definir presupuestos financieros, esto para destinar a necesidades del hogar, objetivos a largo plazo, necesidades individuales y un fondo de emergencia. Finalmente señala, los gastos en pareja deben ser equitativos; es decir, cada uno aporta la misma proporción de su sueldo en gastos comunes.

Por otra parte, aunado a estas recomendaciones para mejorar la compatibilidad financiera, la empresa Cicde añade las siguientes para complementar. Entre ellas, anticíparse; Lo mejor es adelantarse y no esperar a que las malas finanzas tengan a la relación al borde de la separación. Para evitarlo, se debe designar un tiempo y hablar de finanzas, puede ser cada semana o quincena.

Sumado a lo último, conviene separar sentimental de lo monetario, en donde ninguna cantidad es lo suficientemente valiosa como para llegar a la violencia, cuando lleguen los conflictos, se debe reconocer y no confundir. Por otra parte, puede servir establecer un liderazgo, en donde se elige a uno para llevar las finanzas, idealmente a quien tenga mejor relación con el dinero, sea más organizado y que no olvide los objetivos.

De acuerdo con la encuesta "Can’t Buy Me Love", realizada por PayPal Holdings, en el 60% de las relaciones estables, la mujer gestiona las finanzas del hogar. No obstante, también son 35% más propensas a ocultar información financiera a su pareja frente a un 20% de los hombres. Cabe resaltar si bien las mujeres suelen estar a cargo de las finanzas, los hombres tienden a tomar las decisiones de cómo invertirlo.

También la encuesta reveló los países donde hay menos problemas por compatibilidad financiera son Países Bajos e Inglaterra, y donde más sucede es en India, Perú y México. Aunque no hay un modelo específico de finanzas en pareja, las anteriores recomendaciones son una guía para mejorar compatibilidad financiera. Es importante buscar información y de ser posible consultar con un especialista. Una relación estable debe cultivarse y cuidarse para que no se desvirtúe por la personalidad, problemas laborales o, en el peor de los casos, por el dinero.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS