Se inaugura en Campeche II Congreso Palmero Mexicano

 04-03-2020
Patricia Manero

 

   

 

De acuerdo con un informe elaborado por la Federación Mexicana de Palma de Aceite (FEMEXPALMA), al cierre de 2018 México contó con alrededor de 101 mil 753 hectáreas para cultivo palmero establecidas en territorio nacional. En este sentido, solo en los estados de Chiapas, Campeche, Tabasco y Veracruz se encuentra la palma y estas plantaciones produjeron 983 mil toneladas de racimos de fruta fresca. Ante esto, Carlos Miguel Aysa González, gobernador del estado de Campeche, inauguró el II Congreso Palmero Mexicano, al cual NotiPress tuvo acceso, con el objetivo de impulsar la industria en el país.

"Un gremio ordenado y unido puede alcanzar grandes beneficios para todo el sector, por tanto, llamamos a la unidad para poder fortalecer a FEMEXPALMA como la entidad que represente los intereses del sector con las diferentes instituciones" mencionó José Luis Pérez Vaquez Aldana, presidente ejecutivo de la federación.

En este sentido, sólo de actividad primaria, es decir, la comercialización de la fruta con el molino generó alrededor de mil 500 millones de pesos, por ello, el presidente ejecutivo de FEMEXPALMA, José Luis Pérez Vázquez Aldana reiteró, el sector palmicultor mexicano se está posicionando como uno de los sistemas agrícolas más importantes del trópico mexicano.

Por otro lado, México logró una productividad promedio de 13.5 toneladas de racimos de fruta fresca por hectárea con 17 plantas de beneficio que reciben la fruta de los productores y la procesan en función de obtener aceite crudo de palma. Doce de esas plantas se encuentran en el estado de Chiapas, tres en Campeche, dos en Tabasco y una en Veracruz.

"Necesitamos subir nuestra productividad; nuestra productividad promedio es de 13.5 de toneladas por hectárea al año, y vemos que otros países andan alrededor de las 20 [toneladas]. Inclusive, nuestro país hermano, Guatemala ronda cerca de las 30 toneladas por hectárea al año" informó Pérez Vázquez Aldana.

Respecto al aceite, México enfrenta un gran reto en este sector, pues el 70 por ciento del aceite consumido en el país es importado, quedando sólo el 30 por ciento de producción nacional. Por ello, la federación planteó sus objetivos estratégicos dentro del congreso, los cuales radican en la inversión para el Centro de Investigación e Innovación para la Sustentabilidad de la Palma de Aceite (CIISPALMA), proyecto preveniente de un fondo mixto entre el Conacyt y el gobierno de Tabasco, que provee los recursos para la edificación del centro y apoya los proyectos de investigación.

El sector palmicultor mexicano innovará con la edificación del CIISPALMA, ya que otorgará servicios tecnológicos que se requieren. Asimismo, el II Congreso Palmero Mexicano se inscribe bajo la idea de innovación y sustentabilidad para fortalecer el gremio de la palma de aceite y cerrar la brecha tecnológica.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-