Walmart no va a vender más municiones para armas

 04-09-2019
Camila González

 

   

 

En medio de un estado de alarma por los recientes sucesos de asesinatos y tiroteos masivos en Estados Unidos, el gigante Walmart toma una postura. La macrotienda suspende la venta de todo tipo de municiones y balas para armas de fuego.

Cerca de la mitad de sus casi 4.000 sucursales venden estos productos. De cualquier forma, desde mediados de la década de 1990, la cadena de tiendas cesó la venta de pistolas en todo Estados Unidos, excepto en Alaska.

Asimismo, la medida incluye la petición expresa a sus clientes para que no ingresen a sus establecimientos con armas, como una medida de respeto y convivencia sana. Esto aun cuando cuenten con el salvoconducto para portarlas y sean permitidas por las leyes del estado donde se encuentran.

Esta decisión se asocia particularmente a uno de los tiroteos en la tienda Walmart en El Paso, Texas, donde un hombre asesinó con un rifle automático a 22 personas que visitaban la tienda de descuentos. También en 2019, otros dos trabajadores de Walmart fueron asesinados por otro empleado en una tienda en Southaven, Mississippi.

Los trágicos sucesos desataron una serie de presiones por parte de los activistas antiarmas para que el gran almacén dejara de ser cómplice del fenómeno. En varias ocasiones le habían pedido que cambiara, de forma radical, sus políticas comerciales al respecto.

Quienes conforman estos grupos de presión, además han solicitado a la marca que se abstenga de respaldar a los políticos que son abiertamente apoyados por la Asociación Nacional del Rifle. En Texas, por ejemplo, el porte de armas de fuego es legal desde 2016.

Sin embargo, Walmart había estado situada entre la espada y la pared ya que muchas tiendas pequeñas en áreas más rurales del país dependían de su inventario para el comercio de armas y municiones. Los clientes y consumidores de estos equipos, también se habían manifestado como posibles perjudicados si se tomaba la medida.

Como sea, desde las oficinas centrales de Walmart, ubicadas en Bentoville, Arkansas, se informó que la cadena minorista dejará de vender municiones de pistola y cañón corto, tanto calibre .223 como 5.56 para armas de corte militar; una vez que se agote su actual inventario.

Doug McMillon, CEO de Walmart Estados Unidos, afirmó que: "En una situación compleja que carece de una solución simple, estamos tratando de tomar medidas constructivas para reducir el riesgo de que eventos como estos vuelvan a suceder. El status quo es inaceptable".