Incrementan las transacciones ilícitas con protocolos DeFi

 13-05-2022
Andrés Zimbrón
   

 

Crédito foto: Freepik

Crédito foto: Freepik

 

Datos de la firma Chainalysis consultados por NotiPress señalan que las transacciones ilícitas DeFi ascendieron de manera constante alcanzando los 2 mil 500 mil millones de dólares en tres años. Desde términos de valor bruto como de porcentaje de todo el valor de la transacción mediante piratería y abuso de los protocolos para el lavado de dinero.

Según la firma mencionada, las DeFi son las Finanzas Descentralizadas y están teniendo un crecimiento similar a las criptomonedas. Su principal característica radica en que son los mismos usuarios quienes intercambian (ofertan y demandan) activos y servicios financieros directamente entre ellos.

Esta actividad financiera, regularmente, es sin intermediarios, todo con el fin de utilizarlos como un mecanismo de inversión o financiación. Sin embargo, también existen riesgos muy grandes de ser estafado, pues los protocolos DeFi han aumentado su valor desde inicios de 2021.

Tan solo a partir del 1 de mayo de 2021 los protocolos DeFi representaron el 97 por ciento del valor de las criptomonedas robadas, es decir, mil 680 millones de dólares. Según el informe, la mayoría de las criptomonedas robadas a través de protocolos DeFi se destinó a grupos de piratería asociados con el gobierno de Corea del Norte.

Ahora bien, los piratas informáticos de Corea del Norte han superado las cifras de los últimos tres años con más de 840 millones de criptomonedas robadas solo en el primer trimestre de 2022. Para los expertos en Chainalysis, es fundamental reforzar las defensas de los protocolos DeFi contra los ciberdelincuentes para incentivar su crecimiento en la industria financiera.

También se trata de una cuestión de seguridad internacional, dado que las criptomonedas son robadas por grupos delictivos de otros países y se utilizan para financiar otros negocios ilícitos. Una de las actividades más fructíferas para los delincuentes informáticos es el lavado de dinero basado en DeFi y cada vez más va en aumento.

En 2022, los protocolos DeFi son el mayor receptor de fondos ilícitos con el 69% de todos los fondos enviados desde direcciones asociadas a actividades delictivas en comparación al 19% de 2021. Una de las principales razones es porque las finanzas descentralizadas permiten a los usuarios comercializar sin restricciones de un tipo de criptomoneda a otra.

Debido a esta situación, para las autoridades se vuelve muy complejo rastrear el movimiento de fondos, y a diferencia de los servicios centralizados, el DeFi oculta la información confidencial de los usuarios. Hoy en día, el lavado de dinero basado en las finanzas descentralizadas es el mayor problema de la industria. Por tal motivo, los expertos en Chainalysis recomiendan tener un mayor asesoramiento en criptomonedas con expertos y buscar la mejor opción para comercializar con las divisas digitales.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS