Parlamento británico advierte a Facebook y otras apps sobre temas de ciberseguridad

 05-11-2021
Andrés Zimbrón
   

 

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress/Composición)

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress/Composición)

 

Facebook, hoy conocido como Meta, sigue generando controversia por diversas causas, esta vez fue en Reino Unido donde el gobierno exige que la empresa se centre en la ciberseguridad. Además, el Parlamento británico sigue en la búsqueda de sanciones penales más estrictas para los CEO de la tecnología.

La nueva secretaria de Estado para lo digital del Reino Unido, Nadine Dorries, señaló que tiene la intención durante su mando adoptar una línea más enérgica en las plataformas de redes sociales. Su objetivo principal es acelerar la aplicación de sanciones penales por violaciones a la legislación entrante de seguridad en línea de la nación británica.

Dorries tiene claro que es necesario aplicar medidas urgentes para responsabilizar penalmente a los CEO de las redes sociales por no abordar el contenido ilegal o dañino publicado en sus plataformas digitales. Las medidas propuestas por la secretaria de Estado son respaldadas por el Parlamento británico a través de un proyecto de ley.

Uno de los principales puntos es que compañías como Facebook podrían ser multadas con hasta el 10 por ciento de la facturación si no eliminan o limitan la propagación de contenido ilegal. "Esta medida estuvo detenida por dos años y en mayo de 2021 buscamos recortar los tiempos para volver realidad la iniciativa", explicó Dorries durante su participación en el congreso.

Aunado a ello, la representante por parte del Partido Conservador agregó que los gigantes tecnológicos ya conocen los cambios, por tanto, deben comenzar a eliminar el contenido ilegal. Entre ellos el contenido referente al terrorismo o contenido legal pero dañino, por ejemplo, noticias, videos, relacionados a la pro-anorexia o autolesión.

Esta situación surge después de la necesidad de que Facebook realice cambios en su algoritmo para reducir la viralidad y evitar la amplificación de la desinformación. Una parte clave para entender las nuevas iniciativas fue cuando Frances Haugen, científica de datos se presentó ante el Parlamento con documentos internos filtrados acusando a la red social de priorizar las ganancias sobre la seguridad.

Si bien, la noción de algoritmos dañinos y una falta sistemática de atención a la seguridad parece ser un tema clave para los legisladores de Reino Unido. Hoy en día siguen en la búsqueda de formular iniciativas más radicales para frenar el contenido potencialmente dañino para la sociedad.

Ahora, tanto Nadine Dorries como el Parlamento británico están tratando de impulsar el nuevo proyecto de ley el cual les da facultades para actuar en contra de los CEO de la tecnología. Mientras eso sucede, los políticos siguen un monitoreo continuo de las redes sociales a fin de no dejar lagunas legales en un momento donde las empresas de tecnología podrían tomar mayor poder.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS