Programa espacial de SpaceX se retrasa por explotar tres prototipos en pruebas

 04-04-2020
Andrés Zimbrón

 

   

 

Otra prueba de la compañía SpaceX terminó en fracaso: El prototipo Starship 3 (SN3) de la compañía explotó durante una prueba de presión en los campos de prueba en Boca Chica, Texas, Estados Unidos. El prototipo fue incapaz de resistir la prueba de presión de nitrógeno líquido, los tanques de la aeronave reventaron en la parte superior estallando sobre la plataforma de lanzamiento.

Antes del fatal accidente de la nave, el CEO de la compañía, Elon Musk, publicó en Twitter que algunas válvulas se soltaron durante una prueba anterior; el equipo arregló todo antes de realizar la prueba. A pesar de la situación, Musk explicó en redes sociales que el error se debió a una mala configuración de prueba, por tanto, el equipo revisará a detalle todos los datos y la aeronave durante las próximas semanas.

Las pruebas de presión al tercer prototipo Starship de la compañía finalizaron en la última semana de marzo de 2020. La segunda fase consistía en cargar de nitrógeno líquido criogénico, un conjunto de técnicas utilizadas con el propósito enfriar un material a la temperatura de ebullición del nitrógeno o a temperaturas aún más bajas, en la nave espacial, pero no fue posible. En otras ocasiones varios prototipos de la compañía de Elon Musk fallaron en el intento de llegar al espacio exterior.

Desde la fundación de la empresa espacial en 2002, algunos programas espaciales de la compañía han tenido varios fracasos. En enero de 2015 estuvo cerca de llegar al espacio exterior, pero no resultó: El Falcon 9 se estrelló en su primer intento a consecuencia de un problema en las alas estabilizadoras, un fallo que lograron más tarde solucionar los ingenieros de la compañía.

Un año después, la aeronave Falcon 9 logró aterrizó correctamente, pero esta vez se volcó en tierra por un problema en el sistema de bloqueo el cual estaba encargado de estabilizar la base del cohete. Asimismo, el prototipo Starship (SN1), se destruyó durante una prueba en los motores de propulsión criogénico a finales de 2019. Ese mismo año, en noviembre el Starship Mk1 tuvo la misma suerte durante una prueba de empuje.

SpaceX se ha convertido en una compañía líder en misiones espaciales. La empresa proveniente de Estados Unidos, trabaja en un sistema de transbordador espacial reutilizable, donde incluye las naves Super Heavy y los prototipos Starship con el objetivo de transportar a 100 pasajeros y cargamentos mayores a 100 toneladas a la Luna y Marte. El arquetipo en su versión tripulada de Starship tendrá cabinas privadas, áreas comunes, almacenamiento, refugios para cualquier imprevisto y una galería de observación.

Han sido 3 prototipos de Starship fallidos en el sur de Texas; en septiembre de 2019 el CEO de Tesla y SpaceX, Elon Musk, tenía la intención de poner en órbita el cohete antes de cumplir seis meses con el proyecto. El lapso de tiempo concluyó la semana pasada y aún la compañía no ha podido volar ninguna nave de prueba con la escala real del prototipo Starship.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-