Redes VPN ofrecen la eficacia del home office en tiempos de cuarentena

 01-04-2020
Andrés Zimbrón

 

   

 

Debido a la acelerada expansión del coronavirus en todo el mundo, los gobiernos internacionales y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendaron trabajar desde casa, opción mejor conocida como home office. Los beneficios de poder trabajar desde casa, en una oficina propia e incluso estar en otro país transforman a las Red Privada Virtual (VPN por sus siglas en inglés) en una buena opción para continuar trabajando desde cualquier lugar.

Se tomó esa iniciativa con la intención de interrumpir temporalmente las actividades laborales en las empresas y administraciones públicas a fin de cesar la propagación de la COVID-19; por eso, algunos sistemas de VPN se convierten en las herramientas más populares con el pasar del tiempo.

Asimismo, las empresas y los trabajadores se deben adaptar a nuevas estrategias y dinámicas con el objetivo de sobrellevar el confinamiento obligatorio dictado por las autoridades sanitarias. Por esa razón, deben confiar en aplicaciones basadas en la nube u otras tecnologías que permitan la productividad remota.

Las VPN se utilizan específicamente para el trabajo o servicios a distancia el objetivo principal de una red remota es permitir el libre flujo de datos, ya sea recibir o enviar información de manera segura incluso si el dispositivo está conectado a una red pública, pero con la seguridad que brinda una red privada.

Muchas empresas alrededor del mundo se ven beneficiadas al optimizar los procesos de trabajo en las compañías, el poder enlazar distintas sucursales de una empresa, otorgar acceso a soporte técnico o conectar de forma segura y remota un dispositivo móvil desde cualquier lugar del mundo, aumentan la productividad; siempre y cuando tenga determinación y disciplina el personal.

En cuestiones de seguridad, una VPN tiene múltiples usos prácticos, optimizan la seguridad y privacidad de la información, aunado a ello, tiene la capacidad de ocultar los datos de navegación cuando se utilizan a través de redes inseguras públicas. El acceso remoto a la red empresarial también se convierte en una opción benéfica para una compañía; si la conexión está asegurada vía VPN, nadie será capaz de vulnerar la seguridad de la red. Los accesos a través de túneles de datos cifrados donde fluye la información de archivos vitales de una organización vuelven a la red infranqueable.

Gracias a la programación de las redes privadas, las organizaciones empresariales pueden tener acceso a datos confidenciales de sus compañías en cualquier lugar del mundo sin el temor de recibir ataques cibernéticos. Algunas empresas ofrecen este servicio, pero suele ser caro; por tanto, las empresas optan por crear sus propios VPN basados en la nube o en herramientas basadas en el ecosistema Google.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-