Súper cookies podrían estar atentando contra la privacidad de usuarios en Internet

 15-02-2021
Andrés Zimbrón
   

 

Crédito foto: sitthiphong en Freepik

Crédito foto: sitthiphong en Freepik

 

Existe una nueva amenaza en Internet que podría estar atentando contra la privacidad de la información de las personas. Su nombre es Shadowy o también conocidas como súper cookies, es decir, archivos creados por un sitio web para ser enviados y almacenados en un navegador. Una vez descargados, estos archivos pueden recopilar información sobre el comportamiento de los usuarios, un claro riesgo a la ciberseguridad.

Asimismo, las súper cookies cumplen la misma función de las cookies regulares (capturar información), con la diferencia de que pueden contener casi cualquier información, incluido el historial de navegación. Las súper cookies son generalmente más difíciles de detectar y eliminar de cualquier dispositivo, pues no se pueden borrar de la misma manera que las cookies normales.

Una de las razones por las que los navegadores están comenzando a manifestarse en contra de las súper cookies es porque permite a terceros identificarse y seguir creando navegaciones por Internet. Los anunciantes son los más beneficiados por esta tecnología, pues continuamente emparejan datos de súper cookies con otros métodos de seguimiento. Ello, con la intención de crear un perfil más preciso en intereses, registro de sitios los cuales visitan los usuarios y mucho más, violentando su privacidad.

Bennett Cyphers, tecnólogo de la Electronic Frontier Foundations expresa, "los investigadores cerrarán un método de seguimiento, las empresas de publicidad inventiva sabrán la forma de desarrollar otro método para tomar su lugar". Además señaló, los anunciantes experimentan activamente con nuevos tipos de súper cookies, es decir, formas adicionales para perturbar la privacidad de los internautas, por si en algún momento derriban sus métodos existentes.

En 2016, Verizon, uno de los operadores móviles más importantes en Estados Unidos, fue multado por mil 350 millones de dólares al inyectar súper cookies que modificaban el tráfico de información. La empresa fue multada por no aclarar estas prácticas entre diciembre de 2012 y octubre de 2014 violando una regulación de 2010 de la Comisión de Comunicación Federal en Estados Unidos.

Cabe señalar, las súper cookies habían sido probadas anteriormente por AT&T en 2014 y son usadas por otras compañías de telecomunicaciones alrededor del mundo. Sin embargo, Verizon fue el único proveedor inalámbrico de Estados Unidos quienes implementaron esta tecnología para rastrear la navegación de los usuarios.

Después de estas controversias de privacidad de la información con empresas de telecomunicaciones, los navegadores tratan de defenderse de las súper cookies. Según Apple, actualizó sus navegadores para evitar el uso de herramientas que espían a los usuarios en 2019. Google lanzó una solución similar a finales del año pasado con la versión de Chrome 86, una actualización también utilizada por Mozilla Firefox y Microsoft Edge para no generar métodos de seguimiento.

Hasta el momento, la amenaza de las súper cookies no está neutralizada, ahora, viene en todos las formas y tamaños para vulnerar la privacidad de los usuarios. Por eso, empresas como Google o Apple, deben eliminar gradualmente o bloquear varias tecnologías, incluyendo rastreadores de sitios web y cualquier tecnología que atente contra la información privada.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS