Videojuegos se convirtieron en la industria número uno dentro del entretenimiento

 21-04-2020
Andrés Zimbrón

 

   

 

El desarrollo de los juegos de video en América Latina atraviesa uno de los momentos más importantes gracias al potencial crecimiento de la industria en todo el mundo; las grandes compañías están interesadas en tener más y mejores títulos a fin de acaparar el mayor número de jugadores, aunque en ocasiones el gran talento por parte de los desarrolladores puede verse frustrado por las limitaciones de financiación, el poco desarrollo tecnológico y las casi nulas estrategias de marketing y comercialización.

De acuerdo al libro "Los videojuegos no son un juego" publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID por sus siglas en inglés), los videojuegos son líderes en crecimiento dentro de la industria del entretenimiento. Desde 2015 experimentaron un crecimiento del 56 por ciento, en 2018 alcanzaron una cifra récord de 137 mil millones de dólares, triplicando las ganancias proyectadas por la industria del cine en aquel año, dejando claro que sería la industria más rentable y ahora las grandes empresas de tecnología apuntan para hacer crecer sus negocios.

Por otra parte, la industria específicamente en América Latina y el Caribe presenta un aumento de jugadores. Con 397 millones de jugadores de los cuales un 80 por ciento se encuentran en México, Brasil, Argentina, Colombia y Venezuela, convirtiendo a la región en la segunda con mayor incremento en la industria de los juegos de video. El índice de crecimiento anual es de casi 13.5 por ciento.

Un aumento tan acelerado en la industria también enciende las alarmas para las personas que ven a los videojuegos como un problema y un producto potencialmente nocivo para la salud de los niños y jóvenes; por tanto, la industria tiene como primer objetivo convertirse en una herramienta educativa y sensibilizar las problemáticas sociales a través de géneros de videojuegos que van desde acción, deportes, aprendizaje, entre otros.

Además, entre los desafíos que enfrenta la industria de videojuegos en Latinoamérica se encuentra el encontrar las mejores soluciones en cuestiones económicas, generar mejores empleos involucrando la tecnología con la capacidad creativa de cada trabajador y de esa manera crear un nuevo semillero detonador de empleos a futuro para los jóvenes que crecieron jugando con los personajes más emblemáticos de la industria de los videojuegos.

Con el paso del tiempo, la industria de los juegos de video se ha convertido en un mercado fértil donde las grandes empresas pueden invertir y generar mayores ganancias. No obstante, las empresas necesitan de compañías desarrolladoras de videojuegos tanto pequeñas como grandes y es ahí donde la industria en América Latina debe aprovechar la brecha con el objetivo de encontrar un nuevo modelo de negocio de entretenimiento para la región.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-