Destilería Los Danzantes celebra 25 años promoviendo la tradición mezcalera

 25-11-2022
Javier Merino
   

 

Crédito foto: Pixabay

Crédito foto: Pixabay

 

En su 25 aniversario, Destilería Los Danzantes celebra lanzando Danzantes Coyote, un mezcal resultado de la primera cosecha del Proyecto Maguey. Dicho mezcal conjunta notas de hierbas frescas como albahaca y menta a nivel de cata y maguey cocido con tonos de manzana verde en el paladar. Además, la destilería posee gran tradición en promover el mezcal a través de una visión diferente que reconoce lo nacional y lo artesanal.

Fruto de tal labor, surge Los Danzantes Coyote, primera cosecha de Proyecto Maguey, iniciativa comenzada con semilleros de Tobalá cuyo trabajo reprodujo 650 mil plantas. Estas plantas pertenecen a 20 especies de agave, lo que demuestra la posibilidad de obtener cultivos sostenibles aprovechando los magueyes oaxaqueños. Por su parte, León Ortiz, director financiero y marketing de la destilería, comentó: "creemos en la grandeza del espíritu de México, sentimos orgullo y pasión por su cultura y tradición". Y añadió: "caminamos hacia el ser en el hacer, amando lo que hacemos y cómo lo hacemos".

Por ello, para celebrar su primer cuarto de siglo han lanzado una edición especial a la que ha llamado Los Danzantes Coyote cuyo origen se traslada hasta el corazón de Oaxaca. Es ahí donde tiene lugar una producción artesanal realizada por la maestra mezcalera Karina Abad. El tipo de maguey que se utiliza para su elaboración es un agave americano de clase joven. La elaboración se realiza en Santiago Matatlán, Oaxaca, con leña de encino blanco, el cual se coloca en un horno cónico bajo tierra y se usa un molino de piedra jalado por el caballo "Sansón".

Además, para obtener el producto deseado, la fermentación natural se lleva a cabo durante 8 días en tinas de madera con levaduras nativas. Karina Abad es directora de producción del grupo Los Danzantes y además una de las contadas mujeres realizadoras de la labor de producir mezcal de forma ancestral. En cuanto al envasado del mezcal, la botella edición especial y su tono azulado en la contraetiqueta realzan la maestría de su elaboración. Finalmente, Los Danzantes Coyote, invita a que la danza continúe porque sin maguey no hay mezcal.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS