Sobrevivir a la pandemia de COVID-19 sin acceso a agua

 26-03-2020
B Amigon

 

   

 

Como parte de las medidas de prevención difundidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) lavarse las manos con jabón durante 20 segundos resulta de las más importantes, además de la distancia social y restricciones de movilidad llevada a cabo por los gobiernos del mundo; sin embargo, existen comunidades en México y el mundo que no tienen acceso a agua limpia para beber, bañarse o limpiar.

De acuerdo con estudios publicados por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), existen cerca de 2,200 millones de personas que carecen de agua potable y el 55% de la población mundial, alrededor de 4,200 millones de personas, carecen de un adecuado sistema de saneamiento. Es así como comunidades enteras pueden no realizar las medidas estipuladas por la OMS para prevenir el contagio de la enfermedad COVID-19.

"Gran parte del impacto del cambio climático en los recursos hídricos tendrá lugar en los trópicos, donde se encuentran la mayoría de los países en desarrollo, con consecuencias potencialmente deastadoras para los pequeños Estados insulares, algunos de los cuales podrían ser borrados del mapa", declara la organización.

Aunque los gobiernos ya tomaron medidas para solucionar el desabasto de agua, como lo realizó Claudia Sheinbaum en la Ciudad de México al desplegar pipas que aseguraran la llegada del liquido vital a alcaldías como Venustiano Carranza, Iztapalapa, Azcapotzalco o Gustavo A. Madero, aún existen poblaciones donde la ayuda no llega.

Para otros estados de la República mexicana, como Aguascalientes, Oaxaca, Chiapas, entre otros, los gobernadores han aumentado las supervisiones a los servicios para eficientar la llegada de agua a las ciudades más pobladas.

En el panorama internacional, Kenia así como otros países, gran parte de la población no tiene acceso a agua potable, un derecho humano básico que tiene vital importancia en esta crisis sanitaria, como señala la ONG Greenpeace, lo que ha llamado a instalar estaciones públicas de lavado de manos en estos sectores, aunque la respuesta aún no ha llegado.

Las recomendaciones de algunos ambientalistas es acatar las indicaciones de la OMS, siempre tratando de ahorrar el máximo posible de agua. Es trabajo de las organizaciones gubernamentales asegurar la llegada de agua a las poblaciones sin ella o de lo contrario podrían volverse otro tipo de sector vulnerable a la pandemia por coronavirus.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-