Cómo sería un segundo confinamiento por la Covid-19

 18-06-2020
Jorge Cerino

 

   

 

Ante el aumento de casos que han experimentado algunos lugares alrededor del mundo al levantar sus medidas de confinamiento, expertos discuten cuáles podrían ser las medidas implementadas ante esta situación y cuáles serían las diferencias con respecto al primer confinamiento al inicio de la pandemia.

Una nueva proyección citada por la Casa Blanca prevé más de 200 mil muertes en Estados Unidos para el primero de octubre de 2020, mientras al menos veintiún estados del país experimentan un aumento en el número de casos de Covid-19, con nuevos picos en Arizona y Texas, donde se registraron 1,744 y 3.059 casos nuevos respectivamente, el 16 de junio de 2020.

Varios expertos de la Universidad de Harvard coinciden en señalar que de realizarse un segundo confinamiento en Estados Unidos, la situación no sería igual a aquella del primer encierro. Entre las diferencias mencionan el aumento en la disponibilidad y la precisión de las pruebas para detectar casos activos, así como la mejoría en las pruebas serológicas, las cuales ayudarían a sondear la cantidad de personas recuperadas y a un mejor rastreo de casos.

También señalan los cambios en el sistema de salud desde que comenzó la crisis sanitaria del coronavirus, el cual ahora cuenta con experiencia en el combate a la enfermedad y con el equipo de protección personal necesario, escaso al inicio de la pandemia. Aunque aún no se cuenta con una vacuna para prevenir la enfermedad, en este tiempo la comunidad médica ha avanzado en identificar tratamientos efectivos contra la Covid-19.

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus iniciales en inglés) han anunciado, el remdesivir acorta el tiempo de la enfermedad en los casos graves e incluso, según indicios, podría evitar el desarrollo grave de la enfermedad de administrarse tempranamente. Similarmente, la dexametasona podría disminuir la mortalidad en los enfermos graves, encontraron científicos de la Universidad de Oxford.

Mientras tanto en Beijing, en la República Popular China, se ha detectado un nuevo conglomerado de casos de contagio de SARS-CoV-2. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), al trece de junio se han confirmado por laboratorio 41 casos sintomáticos y 46 asintomáticos, los cuales se encuentran aislados y se trabaja en el rastreo de contactos. Investigaciones preliminares apuntan, el inicio del brote está vinculado al mercado de Xinfadi.

Conforme países como Corea del Sur, Alemania, China o Japón se han visto forzados a retrasar o reducir la velocidad en la apertura de las actividades tras el confinamiento, expertos señalan cómo la experiencia acumulada hasta ahora podría cambiar la dinámica de un nuevo confinamiento por un resurgimiento de casos de Covid-19

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-