Día de Muertos, una tradición mexicana que traspasa fronteras

 31-10-2019
Julio Hernández

 

   

 

La celebración del Día de Muertos es una fiesta mexicana que proviene de las creencias religiosas, mayormente católicas, y en la actualidad se celebra en comunidades latinas de países como Estados Unidos y Canadá, donde también se lleva a cabo el Halloween, fiesta de disfraces donde predominan brujas, monstruos y personajes de ficción provenientes del cine. Brasil cuenta con una celebración similar que se festeja el día 2 de noviembre, sin embargo no cuenta con los orígenes prehispánicos del festejo mexicano. En Cataluña se registra una fiesta similar a la de México donde son utilizadas calaveras y esqueletos. San Antonio, Texas, también se une a esta celebración mexicana, al honrar a los muertos con incienso, comida, fotografías, flores, entre otros objetos postrados en altares adornados con papel picado; además habrá un paseo de catrinas en el famoso River Walk de esta ciudad estadounidense.

Existen registros que esta celebración fue llevada a cabo por etnias como la mexica, maya, purépecha y totonaca, antes de la llegada de los españoles a México. Cabe destacar que una de las prácticas comunes de pueblos prehispánicos era conservar cráneos como trofeos de guerra y mostrarlos en rituales donde se simbolizaba el renacimiento y la muerte.

Noviembre 1 y 2 son los días en los que la sociedad mexicana visita los panteones para ver a sus seres queridos adelantados en el camino. Una manera de honrarlos es a través de una ofrenda en donde se ponen alimentos, fotografías, flores, inciensos, pan de muerto, vinos y licores, caramelos, entre otros objetos para recordar al difunto. El día 1 se recuerda a los menores de edad y el 2 a todos los adultos. La religión católica nombró a estos días como Día de Todos los Santos (1 de noviembre) y Día de los Fieles Difuntos (2 de noviembre).

A pesar de la penetración del Halloween en México, los festivales relacionados al Día de Muertos están cada vez más presentes y año con año roban la atención de la ciudadanía y de visitantes de todo el mundo. Para muestra está el reciente desfile Internacional de Día de Muertos donde catrinas, flores de cempasúchil y calaveras monumentales predominaron y logró una asistencia de más de dos millones de personas.

Desde el año 2008 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), declaró a la celebración del Día de Muertos como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de México, debido a la fusión de elementos prehispánicos y españoles que siguen vigentes hasta nuestros días, además de considerarse una construcción social relacionada a la identidad mexicana.

Uno de los grandes aciertos en la industria del cine, fue retratar la tradición del Día de Muertos a través de una película y Coco, de Disney Pixar, se convirtió en un éxito gracias a que reunió cada uno de los elementos representativos de esta fiesta mexicana, tales como la unión de la familia y honrar a los difuntos con ofrendas. El filme obtuvo dos Óscares en 2018, Mejor Película Animada y Mejor Canción por ‘Recuérdame’.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-