Lo que debes saber de la nueva regulación migratoria de EEUU

 15-07-2019
Patricia Manero

 

   

 

El martes 16 de julio de 2019 el gobierno estadounidense empezará a aplicar la nueva regulación migratoria, la cual prohibirá a los solicitantes de asilo cruzar la frontera con México y ser considerados refugiados si antes no se pidió la protección a un país tercero.

Aunque esta nueva regulación no especifica el origen de los migrantes, hoy día el aumento del flujo migratorio centroamericano hacia Estados Unidos constituye una crisis migratoria que el gobierno estadounidense está manejando como una crisis de seguridad nacional. El departamento de Seguridad Nacional en conjunto con el departamento de Justicia difundió la orden este lunes 15 de julio.

Los departamentos en un comunicado declararon que con esta nueva regulación se podrán procesar más rápido y eficientemente las solicitudes de asilo de la frontera sur de Estados Unidos, y así reducir el número de personas migrantes que cruzan la frontera sin un motivo "legítimo" como buscar mejores oportunidades económicas y laborales. En cambio, las razones legítimas podrían ser estar en una situación de persecución o terror sistemático ejercido por organizaciones criminales, discriminación por raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo o por su posición e ideología política.

En este sentido, los migrantes precisan de tres excepciones para permitirles residir en el país norteamericano en condición de refugiados:

  • Quienes hayan solicitado asilo al tercer país por donde transitaron, pero fue rechazado.
  • Para quien demuestre ser víctima de tráfico de personas
  • Para quienes cruzaron un país que no haya firmado la Convención de 1951 sobre Refugiados; el Protocolo de 1967 o la Convención contra tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Igualmente, esta regulación es otra de las medidas de la administración de Donald Trump para parar el flujo migratorio centroamericano tales como los procedimientos carcelarios contra los migrantes, la separación de familias enteras, el refuerzo de seguridad tecnológica en la frontera sur, redadas masivas en distintas partes del país, entre otras acciones.

Asimismo, el gobierno de Estados Unidos anunció redadas masivas en diferentes partes del país, mas reportes de los gobiernos locales y activistas en contra de las nuevas políticas migratorias afirmaron que los esfuerzos fueron en vano ya que los migrantes sabían de antemano la situación y no abrieron las puertas de su casa.

Se tiene conocimiento de 20 detenciones acaecidas el viernes 12 de julio en San Diego, California. El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, explicó se trataría de mexicanos. Las autoridades pertinentes visitarán a los detenidos en el centro de detención para verificar su situación legal.