Naciones Unidas establece su agenda 2030 para el sector agroalimentario

 21-03-2022
Sadit Gabriel
   

 

Crédito foto: Megan Thomas vía Unsplash

Crédito foto: Megan Thomas vía Unsplash

 

Previo a su 37 conferencia regional (Latinoamérica y Caribe), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha establecido los puntos a discutir para la agenda 2030. El evento se llevara a cabo entre el 28 de marzo y el 1 de abril de 2022. Dicha sesión discutirá problemas como las afectaciones por Covid-19 al sector agroalimentario, la recuperación económica del área, la pobreza, la desigualdad y la escasez de recursos naturales.

Según el documento, la pandemia por Covid-19 agravó ciertas problemáticas existentes en la región, pese a que 2021 marcó el inicio de una recuperación económica. Tras haber visto reducido su producto interno bruto (PIB) hasta en un 7 por ciento durante 2020, el sector agroalimentario espera un desarrollo del 5.2% en los próximos dos años. No obstante, esta previsión de crecimiento será aun más baja que la prevista para 2024 antes de la existencia del coronavirus.

Respecto a la recuperación económica de la crisis originada en 2020, la conferencia regional pretende abordar el problema de la presión inflacionaria actual y su impacto al rubro agroalimentario. Y es que de acuerdo con lo expuesto, los precios de los alimentos han seguido una tendencia al alza luego de haber aumentado su valor durante la pandemia.

Aunado a esto último, una consecuencia directa del incremento en la inflación para América Latina y el Caribe es el aumento en la pobreza. Dicha conferencia pretenderá abordar una elevación neta de 201 a 209 millones de pobres entre 2019 y 2020 como consecuencia directa de la Covid-19. Tal cifra representaría un reto considerable, ya que conforme a la fuente previamente citada, esto implica un retroceso de 20 años en la pobreza extrema de la zona.

Con respecto a la desigualdad, la conferencia regional de la FAO ha propuesto intentar dar soluciones a la desigualdad del área. El escenario actual indica que una de cada cinco personas residentes de zonas metropolitanas son pobres, mientras que para las regiones rurales uno de cada dos individuos viven en situaciones precarias. Esto, en sí mismo, representa también un impedimento para el desarrollo agroalimentario de América Latina y el Caribe.

Un último tópico a abordar en el evento llevado a cabo por la FAO tiene que ver con el medioambiente. En torno a esto, Naciones Unidas piensa elaborar propuestas eficaces con el fin de promover la sostenibilidad de los ecosistemas terrestres y contrarrestar el cambio climático. Esto se llevaría a cabo a partir de un sistema agroalimentario más inclusivo, resilente y sostenible, para lo cual se requiere un reciclaje y una gestión adecuada de ciertos residuos.

De esta forma, la conferencia regional de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura pretende abarcar los retos y tendencias de los próximos años en relación a la agricultura. Esto permitiría elaborar un marco de acción conjunto para contrarrestar, como región, los impactos negativos que el último decenio generó alrededor del gremio agroalimentario.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS