Suspensión de tramo cinco de Tren Maya: ambientalistas y gobierno enfrentan posturas

 19-04-2022
Jorge Cerino
   

 

Francisco Colín Varela (WikiCommons: CC BY 2.0)

 

Frente al anuncio de suspensión temporal del tramo cinco sector sur del Tren Maya, el presidente Andrés Manuel López Obrador denunció una "campaña contra el Tren Maya" con "propósitos políticos", en la conferencia matutina del 19 de abril de 2022. Dicho tramo del proyecto de desarrollo integral corresponde a 121 kilómetros de doble vía de Cancún a Tulúm, según se anunció al inicio de las obras en marzo de 2021.

Respondiendo a pregunta expresa durante la conferencia, López Obrador aseguró que este tipo de campañas reciben financiamiento de organismos internacionales y empresarios mexicanos y recurren a "pseudoambientalistas". Cuestionó además la falta de acción de estas organizaciones frente a la actividad de empresas en la región, como la estadounidense Vulcan Construction, o bien, durante la construcción del parque turístico Xcaret. "¿Por qué los ambientalistas no se pronunciaron en contra de Xcaret, que hicieron ríos o desviaron ríos subterráneos?", polemizó.

Aseveró también encontrarse ya a la espera de una respuesta a un planteamiento que se les hizo a los denunciantes. "Vamos a esperar a ver qué es lo que están ahora reclamando y buscar la forma de defendernos legalmente", puntualizó. Sobre el impacto ambiental en el tramo cinco del Tren Maya, sostuvo, existe respeto a los ríos subterráneos y no hay afectación a los cenotes. Además dijo, el proyecto de desarrollo integral Tren Maya tiene la anuencia de campesinos, ejidatarios, pequeños propietarios.

Por otro lado, la asociación civil Defendiendo el derecho a un medio ambiente sano (DMAS), celebró la suspensión temporal que fue otorgada a los solicitantes buzos expertos en cavernas. En una publicación de su página de Facebook mencionaron: "Vamos por todo el tramo cinco pero solo dieron suspensión del tramo cinco sur. La realidad es que todo el proyecto debe ser cancelado".

Con anterioridad, otras organizaciones ambientalistas han advertido de los peligros para el ecosistema por la construcción del tramo cinco del Tren Maya. La organización no gubernamental (ONG) Greenpeace denunció en su momento que dicho tramo no cuenta con una manifestación de impacto ambiental aprobada por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). La ONG advierte, esto impide conocer a detalle los posibles daños de la obra para los ecosistemas y la biodiversidad de la selva maya en el mediano y largo plazo.

Entre las potenciales afectaciones del tramo cinco, Greenpeace enlista el riesgo de inminentes colapsos por el tipo de terreno y la contaminación del acuífero por la perforación para la instalación de estructuras. También la afectación a sistemas de cuevas y ríos subterráneos y el desequilibrio irreversible de los sistemas ecológicos. Finalmente advierten que la deforestación kilométrica de cientos de miles de árboles dificultará la captación de agua hacia el manto freático.

Respecto a estas acusaciones, el sitio del gobierno federal para el Tren Maya asegura haber presentado a la Semarnat la manifestación de impacto ambiental correspondiente a la primera fase de la construcción. No obstante, reconoce que el resto de las manifestaciones de impacto ambiental se encuentran en proceso de integración. El gobierno federal promete dar, con el Tren Maya, una oportunidad de desarrollo a una región de 7.3 millones de personas en situación de pobreza.

Ante los reclamos de problemas ambientales en la construcción del Tren Maya, la asociación civil DMAS considera un avance importante esta suspensión temporal. Por otro lado, el gobierno federal mantiene su postura de que la construcción de este megaproyecto continuará como se tiene previsto. Mientras tanto el poder judicial deberá resolver si el reclamo de estos grupos ambientalistas merece la suspensión definitiva de las obras en el tramo cinco sección sur.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS