Estudio reporta riesgos cardiovasculares asociados al consumo de cannabis

Señala un aumento en la probabilidad de infartos o embolias por el consumo de cannabis, pero también subraya su potencial uso terapéutico

Un estudio de la Asociación Estadounidense del Corazón investigó las relaciones entre el consumo de marihuana y la salud cardíaca y señala algunos riesgos

La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) publicó un artículo donde da a conocer los riesgo cardiovasculares del consumo de marihuana, entre ellos un aumento en la probabilidad de ataques cardíacos o embolias. El estudio fue motivado por la tendencia de despenalización del uso recreativo del cannabis, con más de 147 millones de consumidores en el mundo (2.5% de su población), según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y con uso recreativo legal en Canadá, Uruguay y Estados Unidos, sólo en algunos de sus estados.

Este estudio –publicado en la revista científica de la AHA, Circulation– menciona que los químicos de la marihuana se asocian a un mayor riesgo de fibrilación auricular (latidos cardíacos irregulares), falla cardíaca y ataques cardíacos. Igualmente, señala, el uso de la marihuana se ha asociado con una mayor probabilidad de accidente cardiovascular.

De acuerdo a la AHA, los diferentes químicos del cannabis (cannabinoides) afectan el cuerpo de forma distinta. Por un lado, el tetrahidrocannabinol o THC -sustancia responsable del efecto intoxicante de la marihuana- puede causar anormalidades en el ritmo cardíaco, como fibrilación auricular, arritmias ventriculares, taquicardia y contracciones ventriculares prematuras. Mientras tanto, el cannabidiol o CBD -cannabinoide sin efectos intoxicantes- puede reducir el ritmo cardiaco, abrir las arterias, bajar la presión sanguínea y reducir la inflamación, lo que ha sido vinculado con aterosclerosis y accidentes cardiovasculares.

Además, los autores señalaron, fumar o vaporizar marihuana podría aumentar los riesgos asociados a la droga, incrementando los niveles de monóxido de carbono y alquitrán de manera análoga al consumo de tabaco. A pesar de estas advertencias, el estudio tuvo el cuidado de señalar las propiedades terapéuticas y medicinales potenciales de la planta, entre ellos su uso para tratar el dolor neuropático, asociado comúnmente a la diabetes tipo 2, reduciendo la necesidad de medicamentos de prescripción, y en la asistencia de padecimientos como la enfermedad de Parkinson y Alzheimer. No obstante, advierten a los potenciales usuarios de mayor edad del riesgo de angina y de interferencia con una variedad de medicamentos psiquiátricos y cardiovasculares.

Recientemente en México, la Suprema Corte de Justicia emitió una segunda prórroga, debido a la pandemia de Covid-19, para la legislación del uso lúdico de la marihuana, a más tardar para el 15 de diciembre, según un acuerdo emitido por el ministro presidente, Arturo Zaldívar. Actores interesados en la industria del cannabis, han señalado las oportunidades de emprendimiento consecuentes de la posible regulación del cannabis en México, así como la generación de empleos y el ingreso público posible relacionado con el sector.

Conforme avanzan los esfuerzos por legalizar el uso lúdico de la marihuana, es importante tener un mayor conocimiento de las consecuencias de su consumo, a través de estudios como el de la AHA, interesados no sólo en señalar los riesgos que implica su uso, en este caso cardiovasculares, sino también sus posibles usos terapéuticos y medicinales.