Qué es Gab, la red social que se populariza entre los conservadores

Ante el cierre de Parler, por publicaciones que incitan a la violencia, los simpatizantes de Trump han migrado sus discursos a Gab

Debido al cierre de la red social Parler, grupos conservadores se han trasladado a Gab, provocando un repunte en las suscripciones de dicha red social

La red social Gab presentó un repunte en su número de suscriptores y se populariza entre usuarios conservadores. Según dieron a conocer en su cuenta de Twitter, este repunte ha sido de más 700 mil usuarios nuevos por día y más de 40 millones de visitas. Esto ocurre tras el cierre de Parler, la red social conservadora, donde seguidores del mandatario estadounidense Donald Trump emigraron tras la suspensión de las cuentas del presidente en Twitter, Facebook e Instagram.

Gab, lanzada en 2016, es una plataforma que dice defender la libertad de expresión, la libertad individual y el libre flujo de información en línea. Ésta se presenta como alternativa a las redes sociales tradicionales, por contar con menos restricciones de contenido, en comparación con Facebook o Twitter. Por esta razón, la plataforma se ha popularizado entre personas con discursos descritos como neonazis, de supremacismo blanco y de derecha alternativa, conforme otras plataformas han endurecido sus políticas contra estos discursos.

El pasado sábado 9 de enero de 2021, se dio a conocer el retiro de la aplicación de Parler de las tiendas de Apple y Google. También Amazon decidió suspender su servicio de hosting web a la página, con lo que la red social dejó de estar disponible. Estas empresas tecnológicas han respaldado su decisión argumentando la presencia de posts, en Parler, incitando a la violencia.

Aunque Gab se ha beneficiado de esta maniobra y está recibiendo a los usuarios de Parler, también se ha visto envuelta en problemas similares en el pasado. En 2018 existió una polémica debido a que se encontró en la plataforma una cuenta presuntamente de Robert Bowers, culpable de un tiroteo en una sinagoga de Pittsburg. Su perfil incluía múltiples comentarios antisemitas y teorías de conspiración, así como una publicación previa a realizar el tiroteo.

Tras las críticas recibidas y el arresto de Bowers, Gab condenó el ataque, suspendió su cuenta y contactó al Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés). En consecuencia, PayPal canceló la cuenta de Gab y, en noviembre de aquel año, la red social permaneció fuera de línea temporalmente, cuando se le retiró el servicio de alojamiento. Sin embargo, la red social encontró rápidamente un nuevo servidor de hosting y volvió a estar en línea. Ante el repunte que experimenta la plataforma, también han expresado simpatía y su apoyo a Parler por su suspensión.

Actualmente Estados Unidos experimenta un tenso panorama político, tras el asalto del Capitolio a manos de simpatizantes del presidente Trump. El mandatario, además de padecer la suspensión de sus cuentas de redes sociales, también ha recibido la renuncia de varios miembros de su gabinete a causa de este evento. Igualmente existe la posibilidad de que el ejecutivo estadounidense enfrente un proceso de destitución, pese a transcurrir los últimos días de su mandato.

En este contexto de polarización, los discursos conservadores continúan buscando activamente lugares donde difundir sus ideas. De esta forma han dado con la red social Gab, popularizándose su uso entre el sector de la población simpatizante del presidente Trump. Ante la aparición de nuevas plataformas, el cierre de éstas parece no ser la solución y el problema de los discursos de odio requiere de medidas que actúen directamente en su raíz.