¿Cómo cambiaron las habilidades de los maestros durante la pandemia?

Regreso a clases presenciales requiere la combinación de habilidades tradicionales y basadas en herramientas digitales

Montessori Domani informó, la crisis sanitaria impactó de manera profunda el proceso de enseñanza de los maestros, así como el desarrollo de sus habilidades

Durante el primer año de la pandemia por Covid-19 más de 1.6 millones de estudiantes resultaron afectados por las medidas de confinamiento y freno de actividades. Ello indicó un estudio reportado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con motivo de las repercusiones de la crisis sanitaria en estudiantes y maestros. El modelo de clases virtuales tomó un papel predominante debido a las recomendaciones sanitarias emitidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los maestros necesitaron adaptar sus habilidades al ecosistema digital en respuesta al cambio de modelo de enseñanza, lo cual representó desafíos en materia de prácticas, tecnología, e infraestructura por parte de las instituciones. Asimismo, entre los problemas sanitarios, de salud mental, y desarrollo de nuevas habilidades, la actividad docente aumentó su importancia como eje educativo, sobre todo para estudiantes en periodos críticos de formación. "Este hecho nos recordó el papel esencial que desempeñan los maestros y autoridades como aliados clave en el cuidado de los estudiantes y la educación", agregó el reporte de la ONU.

Según especialistas en educación y profesionales de pedagogía, entre los principales retos de los maestros en esta temporada han sido la adaptación a la enseñanza digital y el desarrollo de habilidades socioemocionales. En una entrevista exclusiva para NotiPress, la directora del colegio Montessori Domani, Carmina González, comentó "definitivamente los maestros de mayor edad tienen más dificultades para las herramientas digitales".

Existe una brecha generacional en la cual los maestros jóvenes con habilidades generadas bajo las herramientas tecnológicas les ha permitido adaptarse con mayor prontitud y eficiencia a las clases virtuales. Si bien con las clases presenciales en 2021 hay un retorno a la dinámica anterior, el modelo mixto de asistencia requiere una fusión entre los maestros jóvenes y experimentados. Debido que este esquema donde se combinan la enseñanza virtual y presencial continuará como el sistema predominante, los maestros deben contar con habilidades en ambos campos.

T4 Education, organización de apoyo a la docencia, resaltó la importancia de invertir en tecnología para atender el problema de los maestros ante el panorama educativo en la pandemia. La infraestructura para asegurar el acceso a la tecnología requerida en el aprendizaje digital es necesaria debido a que solo 60% de los estudiantes cuentan con dichas facilidades.

Aunado al factor de accesibilidad y habilidades en herramientas digitales, Montessori Domani recomendó organizar pláticas relacionas con la situación emocional y habilidades socioemocionales de los maestros. Investigaciones realizadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Banco Mundial indicaron, la formación de habilidades socioemocionales repercute en la participación de los jóvenes en la vida adulta. Además de formar parte del proceso de adaptación al mundo laboral, estas habilidades son un componente clave en la vida, y su enseñanza requiere una participación activa de los maestros

La experta de Montessori Domani indicó, pese al modelo mixto aún existen estudiantes y padres con preferencia por las clases virtuales. "Tenemos familias que se han decidido solo por las clases en línea, y cada una puede llevar su confinamiento y medidas de seguridad con respeto". Bajo esta línea, un estudio realizado por la compañía de recursos humanos Adecco Group Italia informó, el modelo de enseñanza en la nueva normalidad debe considerar lo digital como elección, no obligación. En la opinión del especialista en educación Philippe Perrenoud, consultado por la compañía, las habilidades y competencias de los maestros deben responder a esta coyuntura, donde las preferencias por lo virtual pueden prevalecer sobre las iniciativas presenciales. La lista de habilidades destacadas por el académico incluyen desarrollar trabajo en equipo, fomentar el aprendizaje activo, nuevas tecnologías, involucrar a los padres y tutores, y fomentar la ética. Especialistas concluyeron, las nuevas habilidades al desarrollar su labor en medio de una crisis sanitaria y ecosistema digital pueden fortalecerse con aquellas que ya tenían bajo el modelo anterior.

Ante las dificultades por la modificación de hábitos en el confinamiento sanitario, los estudiantes más jóvenes han sido especialmente propensos a sufrir afectaciones en rendimiento académico, procesos de socialización y salud mental. El modelo de enseñanza mixto en la nueva normalidad, inaugurado con motivo de las clases presenciales en la segunda mitad de 2021, puede ayudar a mitigar dichas complicaciones, comentó González. Sin embargo actualmente hay niños que enfrentan duelo por muerte de seres queridos y ansiedad luego de casi dos años de crisis sanitaria.

Según Paula Alicia Palacio Ramírez, psicóloga de Montessori Domani, los adultos involucrados deben tener canales de comunicación adecuados con los pequeños. Hablar sobre las implicaciones de los fallecimientos y acompañarlos en el proceso de duelo es clave para asegurar la expresión de sus emociones y pensamientos en medio del panorama sanitario actual. Por su parte los maestros requieren considerar esta problemática y su efecto sobre la vida académica, ya que estudios indican un aumento de 28.3% en estudiantes con depresión. Entre los motivos principales de este incremento se encuentran mecanismos de enfrentamiento poco saludables, especialmente en población de nivel escolar medio a medio superior.