Docentes y el reto de mejorar las habilidades socioemocionales

 30-03-2021
Sergio F Cara

 

   

 

Crédito foto: Sergio F Cara (NotiPress)

Crédito foto: Sergio F Cara (NotiPress)

 

Según el Banco Mundial, las emociones, conocidas también como habilidades no cognitivas, son un componente intrínseco del aprendizaje y la vida. Los docentes de la educación pública se constituyen como una pieza fundamental para la construcción de un mejor futuro para los jóvenes. Por su parte, el reto docente consiste en desarrollar las habilidades socioemocionales propias, ya que estas "determinarán la manera en que las personas hacen las cosas".

El estudio "The impact of specific social and emotional skill on life outcomes" de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) analizó el impacto del desarrollo de las habilidades socioemocionales en las personas. Este estudio demuestra cómo la formación de habilidades socioemocionales puede afectar la inserción de los jóvenes en el mundo laboral.

A mayor concienciación, las personas tienden a ser más autocontroladas, responsables hacia otros, ordenadas, persistentes y con predisposición al cumplimiento de las reglas. El análisis confirma el fuerte impacto en la vida de las personas a partir de acciones que ejecutaron los maestros en la etapa de aprendizaje de los jóvenes. Para bien o para mal, la influencia de los docentes marcará la autoestima, dice la publicación del Banco Mundial.

Forge México identificó tres dimensiones para el desarrollo de las habilidades socioemocionales: la dimensión intrapersonal, la relación con los demás y la ejecución de tareas. Cabe destacar, el fin último de la fundación es abrir las oportunidades del primer trabajo de los jóvenes a partir de un plan de capacitación. Andrea Méndez, directora general de Fundación Forge México, compartió en entrevista exclusiva con NotiPress la experiencia en gestión de habilidades socioemocionales impartida en entrenamientos.

Dimensión intrapersonal

Se identifica "la relación con uno mismo", asociada al autoconcepto y también a la autoeficacia. Esta habilidad apoyará a que las personas puedan creerse capaces y guiar sus acciones hacia el logro de metas, a partir de percepciones positivas y constructivas. El autoconcepto es cómo la persona tiene la habilidad para reconocer su imagen al entender y aceptar sus sentimientos, capacidades, fortalezas y debilidades.

Relación con los demás

Es la empatía, una habilidad para percibir y comprender el estado emocional de las otras personas. En tanto, la conducta prosocial abarca la mediación en caso de conflictos o dilemas de intereses y desarrolla la proactividad.

Ejecución de tareas

Consiste en guiar las emociones y pensamientos de los jóvenes al logro de resultados y cómo afrontar las situaciones. Esta dimensión considera el autocontrol de las personas con relación a las tareas que deben realizarse. Contempla cómo moderar las reacciones y guiar las emociones, cuando estas no sean útiles para la tarea que se pretende realizar.

De cara al desarrollo de las competencias laborales en los jóvenes para su primer trabajo, Méndez detalla cómo la fundación apoya las habilidades del "saber, querer y el poder" mediante la capacitación. El "saber" contempla la adquisición de conocimientos, mientras el "querer", se enfoca en la actitud y motivación para la toma de decisiones. Finalmente el "poder", se orienta a las acciones, en particular en jóvenes que transitan su primer trabajo formal.

Bajo esta línea, Forge México realiza jornadas de capacitación docente para fomentar el desarrollo de las habilidades socioemocionales. Durante febrero de 2021 llevó a cabo una de ellas para docentes del Colegio de Educación Profesional Técnica (Conalep) de Ciudad de México, así como en marzo para docentes del Conalep Morelos. En la capacitación "Habilidades socioemocionales: tu mirada transforma" Forge brinda a los docentes herramientas para acompañar a los jóvenes en el desarrollo de estas habilidades como competencias en el mercado laboral.

Méndez agregó, todas estas habilidades deberían de estar desarrolladas en educación media superior. Por ello, considera, el reto consiste en que la capacitación sea accesible a más docentes, en particular, para los del sector público. Esto, con el objetivo de lograr el desarrollo de sus propias habilidades socioemocionales para poder impactar de forma positiva en los jóvenes. Si bien el desarrollo de estas habilidades está plasmada en la teoría de los manuales de capacitación docente, la especialista dijo, "es una deuda como sistema educativo en general, en México y Latinoamérica" que la capacitación se lleve a la práctica con más docentes.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS