84 millones de personas han sido obligadas a migrar en 2021: ONU

Cerca de un millón de personas migraron de México y Centro América

Conflictos armados, persecuciones y falta de oportunidades, uno de los principales motivos por los que 84 millones de personas se vieron obligadas a migrar

Durante el 2021 84 millones de personas se vieron obligadas a migrar, de acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Esto representó un incremento frente a lo registrado en 2019 y 2020, a pesar de una caída en la movilidad global en general debido a restricciones de viaje más estricta. Generalmente, la migración durante el año se incremento por conflictos armados, persecuciones, falta de oportunidades, los estragos de la pandemia COVID-19 y el cambio climático.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) calificó "sin precedentes" a la cantidad de desplazados en México y Centro América. Los países a los que generalmente migran los mexicanos son Estados Unidos con 97.40 por ciento, Canadá 0.73% y España el 0.45%. Por su parte, los centroamericanos migran a Estados Unidos (80%), a otro país Latinoamericano (15%), España (3%) o Canadá (2%). De acuerdo con la ONU, cerca de un millón de personas en la región migraron por falta de oportunidades, pandillas y crimen organizado. Asimismo, los estragos de la pandemia Covid-19 y el cambio climático fueron determinantes para tomar la decisión de migrar.

La administración de Joe Biden señaló que adoptaría una actitud compasiva hacia los migrantes y refugiados indocumentados que ingresaran a través de la frontera sur. Pero las restricciones de asilo relacionadas con la salud pública permanecieron vigentes, cerrando los puertos de entrada, y el país norteamericano expulsó a cientos de miles de migrantes y refugiados a México y otros países de origen. Actualmente México se ha convertido en un país de destino, así como una nación de tránsito hacia los Estados Unidos, con alrededor de 100 mil solicitudes de asilo en 2021, implementando un nuevo récord.

En el sur del continente, el continuo colapso socioeconómico de Venezuela fue la fuente de una de las mayores crisis de desplazamiento en el mundo. Hasta ahora, más de seis millones se han visto obligadas a migrar y las necesidades de los refugiados y migrantes del país se han visto agravadas por la pandemia de Covid-19. En diciembre 2021, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) lanzaron un llamado conjunto por mil 790 millones para financiar un plan regional. Y de esa forma apoyar las crecientes necesidades de los refugiados y migrantes de Venezuela y sus comunidades de acogida en 17 países de América Latina y el Caribe.

Los conflictos armados son una de las principales razones por las que las personas abandonan sus hogares en busca de una vida mejor. Durante el 2021 hubo una gran cantidad de violencia de la que escapar durante todo el año, particularmente en África. Donde un gran número migraron, ya sea dentro de su propio territorio, fronteras, o a los estados vecinos. Entre algunos ejemplos, se encuentra la República Centroafricana, porque después de las elecciones presidenciales hubo enfrentamientos. Asimismo, grupos armados cometieron atrocidades en el este de la República Democrática del Congo. Y en Burkina Faso hubo un aumento de violentos ataques yihadistas. El empeoramiento de la situación de seguridad en Afghanistán significó la migración de más de un cuarto de millón de personas en julio 2021, esto elevó el número total de migrantes internos a 3,5 millones.

Si bien el conflicto seguirá siendo un factor clave del desplazamiento voluntario y forzado en los próximos años, probablemente el clima cambiante juegue un papel fundamental. De hecho, datos del ACNUR y la ONU muestran que, durante la última década, las crisis relacionadas con el clima han provocado más del doble de migración que los conflictos y la violencia.