Las tecnologías que protagonizan la transformación post Covid-19 en los hospitales

IA, reconocimiento de voz y big data se posicionan como tecnologías disruptivas en los hospitales

El Hospital Houston Methodist dio a conocer los adelantos tecnológicos con los que esperan mejorar la experiencia de los pacientes y la calidad de la atención

Las tecnologías de inteligencia artificial, reconocimiento de voz y big data se vislumbran como el terreno en el que los grandes hospitales del mundo inician una gran transformación en un mundo postpandemia. Si bien desde antes de la emergencia sanitaria la tendencia tecnológica ya estaba en marcha en los hospitales, la llegada de la Covid-19 resultó el disruptor necesario para acelerar la migración digital.

Uno de los hospitales que vive una transformación tecnológica es el Hospital Houston Methodist, considerado uno de los centros de referencia hospitalaria no sólo en Estados Unidos, sino en el mundo entero. Ello se reafirma con la apertura del Centro Tecnológico, con el cual el nosocomio de Texas ya cuenta con salas de salud digitales, equipos controlados por voz y aplicaciones de relojes inteligentes. Estos, pese a la pandemia y a la coyuntura actual, han permitido que los pacientes reciban el mejor trato de una manera mucho más efectiva.

El objetivo de este centro tecnológico, según contó a NotiPress Roberta Schwartz, vicepresidenta ejecutiva y directora de innovación del reconocido hospital, "es colocar a los hospitales en una posición preponderante para solventar con éxito los cambios que están sucediendo actualmente en el sector del cuidado de la salud. Vamos a ser parte de un cambio disruptivo y nuestro enfoque de reinventar la experiencia del paciente, mejorar su acceso a la atención mediante plataformas digitales y el crear entornos clínicos casi sin contacto, nos permitió posicionarnos perfectamente".

Por su parte, Josh Sol, director administrativo de Houston Methodist Innovation and Ambulatory Clinical Systems, comentó que la innovación no depende tanto de tener la tecnología más moderna, sino de aprovecharla mejor. "De lo que hablamos mucho es del arte de lo posible. ¿Qué podemos aprovechar y qué podemos mejorar hoy o mañana, y no dentro de una década?", continuó el especialista. Entre las principales aplicaciones que la institución médica incorporará a sus servicios hospitalarios se encuentran los siguientes.

Tecnología clínica de voz: En el Hospital Houston Methodist ya se tiene implementada tecnología de voz y el procesamiento del lenguaje natural en las salas de examinación, camas de pacientes y quirófanos. Ello con la esperanza de mejorar la experiencia del paciente y disminuir en lo posible la distracción de los médicos con las tradicionales grabadoras con las que se toman notas. Además, existe un proyecto piloto clínico para determinar qué tecnologías e interfaces, como pantallas de pared y diferentes tipos de bocinas, funcionan mejor para pacientes y médicos. Otro programa piloto para quirófanos ha comenzado a través de una colaboración única con Amazon Web Services (AWS) y el Hospital Houston Methodist será el primer hospital a nivel mundial en probar este tipo de tecnología en un quirófano.

Automatización inteligente: En 2020 y 2021, el centro de llamadas y el sitio web de un centro masivo como el Houston Methodist, presentó fuertes picos de actividad, debido a la alta demanda de pacientes para diagnóstico. Además de programación de pruebas Covid-19, coordinación de donaciones de plasma convaleciente y, eventualmente, distribución de vacunas contra el SARS-CoV-2. Para ello, se implementó la plataforma Syllable, un sistema de inteligencia artificial para administrar llamadas telefónicas y chats vía web. La alianza se puso en marcha en mayo de 2020, y desde entonces la plataforma ha manejado más del 90% de las interacciones relacionadas con Covid-19 en el hospital.

CareSense, una plataforma que guía a los pacientes por sus procedimientos quirúrgicos. Una cirugía puede ser abrumadora, sobre todo debido a la cantidad de información que los pacientes necesitan procesar para prepararse y recuperarse del procedimiento. Sin embargo, la comprensión del paciente y su adherencia a las instrucciones pre y postoperatorias, son fundamentales para el éxito quirúrgico. El incumplimiento puede dar lugar a cancelaciones, complicaciones y readmisiones. Cuando los equipos quirúrgicos del Houston Methodist buscaron mejorar la educación del paciente, el Centro para la Innovación se asoció con CareSense para idear una plataforma basada en comunicación digital.

La plataforma permite a los pacientes elegir su método preferido de comunicación (correos electrónicos, llamadas telefónicas o mensajes de texto), para recibir información sobre su cirugía. El resultado es una serie de mensajes que son fácilmente comprensibles y procesables para los pacientes. Con esta alianza, el hospital redujo las readmisiones hasta en un 50% y la duración de la estadía en un 25%. Esto también ayudó a controlar nuestras necesidades de personal a medida que el COVID-19 aumentaba las demandas.

Monitoreo remoto y análisis predictivo para identificar riesgos críticos en cuidados intesivos: La Unidad Virtual de Cuidados Intensivos proporciona cobertura intensivista continua para las más de 300 camas del Houston Methodist. Es un centro de monitoreo remoto que captura datos fisiológicos en tiempo real y utiliza herramientas analíticas predictivas para identificar los factores de riesgo críticos y anticipar una descompensación en el paciente. El Centro de Operaciones cuenta con intensivistas y enfermeras de cuidados críticos que brindan atención al paciente, implementando intervenciones más tempranas y ofreciendo apoyo adicional a los equipos junto a la cama. Las habitaciones están equipadas con cámaras de alta resolución y monitores de televisión para permitir la observación discreta y también consultas con el paciente.

El liderazgo de los hospitales pioneros en esta revolución tecnología médica catalizada por la Covid-19 representará los pilares y el ejemplo a seguir para el resto de las instituciones del mundo. Sean estas públicas o privadas, implementar la transformación del cuidado de la salud se necesita con urgencia en beneficio de una mejora sustancial en la atención de sus pacientes.