Cómo trató el 2020 a los créditos bancarios y qué se espera para 2021

 22-12-2020
Jorge Cerino

 

   

 

Crédito foto: Unsplash

Crédito foto: Unsplash

 

La pandemia de Covid-19 causó afectaciones a las economías de todos los países alrededor del mundo durante 2020. Este fenómeno global incluyó también afectaciones a la solicitud de créditos bancarios. Según la más reciente Encuesta sobre condiciones generales y/o estándares en el mercado de crédito bancario, entre un tercio y la mitad de los bancos encuestados reportaron disminuciones en el monto de las líneas de crédito. Esto durante el tercer trimestre del año y respecto a sus acreditados vigentes en los segmentos de empresas grandes y de consumo, señala el Banco de México (Banxico). A continuación, estas son algunas perspectivas de cómo cierra el año en materia de créditos y el panorama que se espera para 2021.

Aunque la encuesta de Banxico reporta una disminución en las líneas de crédito para las empresas grandes, existe un contraste con las pequeñas y medianas empresas (pymes). De acuerdo a su reporte, uno de cada seis de los bancos con mayor participación notificaron un aumento en este segmento. Asimismo, la Asociación de Bancos de México (ABM) reportó el 9 de diciembre un flujo de crédito de la banca de 105 mil millones de pesos en los últimos doce meses. Esto debido principalmente por el crecimiento del crédito a la vivienda, que aumentaron un 9.3% de octubre de 2019 a octubre de 2020. En su análisis de los créditos bancarios en 2020 también reportan un incremento del 1.9% de los créditos a empresas, en contraste con una disminución del 7.2% en el crédito al consumo. Según ABM esto refleja una actitud de prudencia en los consumidores para quienes quieren evitar un sobrendeudamiento. Esta actitud también se reflejó en un mayor uso de la tarjeta de débito frente a la de crédito durante la pandemia, señalan.

Con el comienzo de la pandemia, la primera reacción de los bancos fue dejar de prestar dinero a empresas y a personas físicas. Esto continuó hasta un segundo momento cuando Banxico instruyó otorgar prórrogas provisionales a los deudores crediticios. Según comentó en exclusiva a NotiPress Gargari Hinojosa, cofundador y director general de Credit Brokers, esto último ayudó a empresas y personas físicas en cuestiones de liquidez. Particularmente, señala, ayudó a los bancos a controlar las carteras vencidas. Una vez más, en octubre, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores dio a conocer nuevas condiciones regulatorias para reestructuras vigentes hasta enero de 2021.

En este sentido, la ABM contabiliza 8.6 millones de clientes beneficiados por estos programas de diferimiento de pagos. Al mes de noviembre, asegura, se benefició a más de 782 mil clientes con reestructuras de créditos por un valor de 110 mil millones de pesos. De estos, el 99% de los créditos reestructurados corresponden a familias y a micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes).

Respecto a 2021, la ABM informó que está lista para atender la demanda de crédito durante las últimas semanas de 2020 y todo 2021. Con este fin, anunció un incremento en sus reservas adicionales voluntarias para hacer frente a contingencias, mantener su solidez y hacer más amplia su oferta de crédito. Según reportan, esta reserva por riesgos crediticios alcanzó un total de 206 mil millones de pesos al mes de octubre. De este total, un 19% corresponde a reservas adicionales. Esto es aproximadamente 38 mil 500 millones de pesos.

Si bien 2020 fue un año complicado para los créditos bancarios, las asociaciones bancarias aseguran estar preparadas para atender la demanda de créditos en 2021. Sin embargo, aunque exista la posibilidad de mantener una oferta amplia de créditos para empresas y personas, la demanda dependerá de la salud financiera de las personas y su actitud de cautela. Esto ante la posibilidad de nuevos confinamientos por los repuntes de casos de Covid-19 en México y en otros lugares del mundo.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS