INEGI registra aumento de inflación general en México del 7.37% para noviembre 2021

 09-12-2021
Emiliano Fuentes
   

 

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress)

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress)

 

Según comunicó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la inflación para noviembre 2021 tuvo un aumento mensual de 1.14% y significó el mayor aumento para una quincena igual desde 1998 (1.77%). Además, en comparación anual, se ubicó en 7.37%, superando los pronósticos de especialistas e igualando cifras de 2001.

Al interior del desplegado se puede ver que la inflación general de noviembre se explica en 24% por el componente subyacente mientras el resto (76%) por el lado no subyacente. Esto debido a que algunos de los productos con mayores aumentos pertenecen a los factores subyacentes (energéticos y alimentos) del indicador.

Ejemplo de estos elevados aumentos por arriba del promedio de inflación están los aceites y grasas vegetales, mostrando una de las mayores subidas de precios con 34.21%. También la tortilla de maíz, base de la dieta mexicana, con un aumento de 16.85%. En general, los alimentos han subido de precios más que el promedio de los productos medidos para la inflación por parte de INEGI. En este sentido, algunos de los mayores incrementos mensuales para noviembre fueron el tomate verde (71.85%), jitomate (25.38%) y chile poblano (15.57%). Por otro lado, otro factor importante que explicó el avance en la inflación fue el incremento de 24.16% reportada en el precio de la electricidad. Esto se dio, en gran medida, por el anuncio de conclusión del programa de subsidio en las tarifas eléctricas por el verano.

Debido a estos aumentos por arriba de lo esperado, según análisis de Grupo Financiero BASE, se calcula que la inflación llegue al 8% anual para finalizar 2021. Esto significaría su mayor nivel al cierre del año desde 2000. En documento de Banco BASE compartido con Notipress, se explica dicho ajuste al alza por dos razones. Una es la baja probabilidad de cerrar el año con inflaciones históricamente bajas en un contexto de una economía mundial sobrecalentada. Y el segundo por la imposibilidad de actuar en el corto plazo para nivelar los precios de la inflación subyacente.

Para el último mes de 2021 y los primeros meses de 2022, se espera que la trayectoria de la inflación subyacente siga en aumento siendo el riesgo principal de aumentos acelerados en la inflación. Aumentos en precios de materias primas, mercancías alimenticias así como en los costos de transporte e insumos para la producción serán los principales riesgos en el mediano plazo. La economía mexicana seguirá enfrentando presiones inflacionarias y se espera una postura monetaria de menor flexibilidad por parte del Banco de México (Banxico).

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS