Qué efectos tuvo en México el nuevo paquete de estímulos fiscales en Estados Unidos

 29-12-2020
Emiliano Fuentes

 

   

 

Crédito foto: Wiki Commons

Crédito foto: Wiki Commons

 

El pasado domingo 27 de diciembre 2020, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprobó el esperado segundo paquete de estímulos para la economía negociado en el Congreso. Este paquete, que contempla cerca de 2.3 billones de dólares para también financiar al gobierno, traerá fuertes beneficios para diferentes sectores de la economía mexicana, debido a la cercanía entre ambas naciones en términos comerciales.

Dicho paquete negociado entre demócratas y republicanos equivalente al 110% del Producto Interno Bruto (PIB) de México y tendrá fuertes repercusiones en la economía mexicana. Cabe recordar que muchos de los trabajadores en activo de Estados Unidos son mexicanos. Este apoyo aumentará su capacidad para enviar remesas a familias que habitan en México y de esta forma contrarrestar la caída en los ingresos en territorio nacional.

En el mismo sentido, una gran cantidad de productos que habían dejado de comprar los consumidores de Estados Unidos provienen de fábricas establecidas en México. Destaca, por ejemplo, la manufactura de automóviles. Una parte importante del estímulo ayudara a recuperar el poder adquisitivo de los estadounidenses y, por tanto, recuperar ventas de empresas en territorio mexicano y preservar el empleo de miles de trabajadores.

Asimismo, muchas de las familias cuyos ingresos son inferiores a 75 mil dólares anuales, destinan gran parte de los ingresos para mandar remesas a sus parientes que residen en territorio mexicano. Por esto, al arrancar 2021 el cheque por 600 dólares destinado a este sector de la población, también beneficiará a familias mexicanas. En el caso de los trabajadores que perdieron su empleo durante las primeras 11 semanas del año 2020 recibirán una partida semanal de 300 dólares adicionales a su subsidio.

Los 900 mil millones de dólares aprobados equivalen a 17% del PIB de Estados Unidos o, traducido a pesos, alrededor de 18 billones, que fueron impulsados desde los representantes demócratas. El mismo recibió un claro rechazo por parte del presidente Trump, no obstante, ante el ocaso de su gestión, se vió obligado a negociar.

Antes del anuncio de los nuevos estímulos, las debilidades económicas en Estados Unidos ya eran notorias. Un ejemplo es la caída de las ventas minoristas de 1.3% en relación a octubre significando el primer retroceso de la variable desde lo reportado en abril.

De esta forma, el proyecto de ley de financiamiento gubernamental y apoyo del coronavirus de 2.3 billones de dólares, aprobado recientemente en Estados Unidos, ayudará en gran medida a la economía mexicana. Así sin el abultado programa de estímulos, la caída en la economía mexicana habría sido mucho más profunda.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS