Reforma a la Ley de la Industria Eléctrica limitará participación del sector privado

 22-02-2021
Ali Figueroa

 

   

 

Crédito foto: Freepik

Crédito foto: Freepik

 

De acuerdo con el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), el sector eléctrico es fundamental para sostener la producción económica, inversión, y el bienestar de los hogares mexicanos. A través de su Análisis Económico Ejecutivo, con acceso para el equipo de NotiPress, especialistas del sector privado determinaron que la iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica podría restringir la participación del sector privado, así como incrementar el monopolio estatal de energía eléctrica.

El sector privado indicó, los mercados de energía eléctrica logran tener éxito cuando su servicios de apoyo se encuentran integrados correctamente, con la asignación de capacidad de transmisión. Esto repercute en una rápida generación de energía, mejores contratos, y beneficia la operatividad de mayoristas con contratos bilaterales.

Según el CEESP, se requiere una fuerte participación del sector privado para que dichos mercados existan. Como parte de los exponentes actuales más importantes, mencionó a Reino Unido, Argentina, Brasil, y algunos países nórdicos. Entre los puntos en común que tienen dichos países, se resaltaron mejores regulaciones, incentivos, y una mayor apertura hacia la privatización de la energía eléctrica.

Por su parte, las instituciones encargadas de regular la distribución y transmisión son indispensables para la eficiencia del sector eléctrico. Estas instituciones también se encargan de asegurar resiliencia, confianza en el sistema, y recursos para inversión en casos de contingencia y crisis. En el caso de México, el CEESP advirtió que las políticas gubernamentales no prometen eficiencia para este sector, en especial por la iniciativa de reforma en la energía eléctrica.

"Como han señalado expertos, la aprobación de esta iniciativa de reforma a la ley eléctrica actuará en contra de la ciudadanía", indicó el CEESP. Ello debido a que su aprobación supone mayores precios de electricidad, aumento de la deuda pública, y un entorno desfavorable para los contribuyentes.

Frente a las medidas actuales del gobierno, consideradas dentro de una serie de políticas restrictivas hacia el sector privado, el CEESP calificó que el estado busca un mayor control del sector energético. El regreso a las actividades productivas en el país, gestionadas y concentradas por el estado, representan un problema en finanzas públicas e inversión, agregó.

Con una mayor concentración estatal volverá la disyuntiva entre canalizar recursos para enfrentar la pandemia o mantener programas públicos esenciales. Asimismo, si tal disyuntiva retrasa vías económicas para generar estabilidad después de la pandemia, el sector energético sufrirá una crisis importante, con repercusiones en salud y educación. Es indispensable la cooperación del gobierno, para permitir competencia y crecimiento en este sector, sobretodo frente a una situación que beneficia unilateralmente a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), concluyó el CEESP.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS