Promover una regulación inteligente impulsaría el crecimiento económico: CEESP

 30-05-2022
Ali Figueroa
   

 

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress)

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress)

 

De acuerdo con el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), la creación de una regulación inteligente es clave para impulsar la economía mexicana, especialmente en el tema de creación de empresas. El CEESP, órgano asesor del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), comentó para NotiPress que las malas regulaciones se reflejan en trámites costosos y prolongados, que afectan la apertura de empresas y generan excesivos costos de cumplimiento.

La normatividad de las políticas regulatorias en México, que incluye trámites como licencias de construcción y uso de suelo, permiten que las empresas cumplan la ley en sus actividades económicas. Según el CEESP, el panorama actual muestra una inclinación hacia malas regulaciones, con trámites anquilosados cuyos efectos a gran escala incluyen bajo crecimiento económico, aumento de informalidad, y mayor corrupción.

El segmento más afectado por las dificultades en materia de regulación son las microempresas, y las pequeñas y medianas empresas (pymes), comentó el centro. Cabe mencionar que sobre el tema de las pequeñas empresas, esta situación incentiva el aumento de la informalidad, en tanto enfrentan costos y requisitos insondables para iniciar con sus negocios.

Hay un número elevado número de regulaciones que son aprobadas con facilidad por parte de varios participantes gubernamentales, comentó el órgano asesor. Este hecho dificulta el trabajo de las autoridades federales de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (CONAMER), sobre todo por la ausencia de una regulación inteligente para el análisis y manejo de cumplimiento.

Datos proporcionados por la Confederación Patronal Mexicana (COPARMEX) para el CEESP indicaron, al 20 de mayo de 2022 existen 345 proyectos regulatorios. Sobre esto el comunicado agregó que el número de entradas representa aproximadamente 17 regulaciones por semana; y del total, 35 carecen de análisis sobre su impacto.

Bajo esta línea, especialistas del centro destacaron que una cantidad considerable de regulaciones presentan elevados costos de cumplimiento, principalmente por la falta de análisis de impacto regulatorio (AIR) y consulta pública. El principio de una buena política regulatoria, bajo un esquema de regulación inteligente, supone que los beneficios para la economía y sociedad superen los costos de su cumplimiento, agregaron.

Ante el panorama económico en el país, la regulación inteligente tiene la capacidad de responder a las problemáticas de trabas normativas, así como permitir a los emprendedores realizar sus actividades productivas. Al respecto, el CEESP informó que su proyecto titulado "municipios competitivos", realizado conjuntamente con la Agencia para el Desarrollo de Estados Unidos (USAID, por sus siglas en inglés), busca impulsar la mejora regulatoria con participación y cumplimiento empresarial.

Las características del proyecto incluyen un nuevo modelo de inspecciones, para asegurar el cumplimiento de la normativa regulatoria, así como un código de cumplimiento ético para las empresas. La regulación inteligente no solo mejora el rendimiento económico, sino que trabaja a partir de los beneficios para la seguridad, el medio ambiente, y los derechos laborales, agrego el órgano asesor.

Según el comunicado para la agencia de noticias, durante los últimos 25 años el CEESP ha promovido la mejora regulatoria como estrategia clave en el fortalecimiento de la economía mexicana. Una regulación inteligente facilita el funcionamiento del mercado, reduce costos de actividades, atrae inversión y empleos, promueve la creación de empresas e impulsa la competitividad, concluyó su análisis.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS