Aumenta tensión en Hong Kong, ahora por prohibir máscaras para ocultar identidad

 04-10-2019
Sergio F Cara

 

   

 

El centro financiero más importante del mundo es centro de atención por la aplicación de una antigua ley de la era colonial. Carrie Lam, jefa de Gobierno de la isla semiautónoma anunció la prohibición del uso de máscaras a manifestantes que intentan ocultar su identidad durante protestas prodemocráticas. Honk Kong mantiene una convulsión interna desde mitad de 2019.

Para el Gobierno honkonense será un delito ocultar la identidad en una manifestación callejera. Con esta acción, Lam pretende restaurar el orden, aunque ha negado, la medida implique que Hong Kong se encuentre en un estado de emergencia. La medida entra en vigencia el 5 de octubre de 2019 desde la 12 a.m. Esta decisión le otorga al Gobierno la posibilidad de mayor poder al utilizar la ordenanza de la época colonial, sin la gestión requerida del poder Legislativo.

A media tarde de Honk Kong (madrugada de Ciudad de México), manifestantes salieron a las calles a protestar contra la nueva medida de prohibición de máscaras por parte de la jefa del Ejecutivo. Esto ha provocado el cierre de calles y tiendas. Incluso, algunas personas distribuyeron máscaras, por ser la última oportunidad de su uso.

La prohibición del uso de máscaras a fin de ocultar la identidad, contempla hasta un año de prisión y multas equivalentes a 3180 dólares estadounidenses. Lam pretende identificar a los manifestantes más violentos, pero los ciudadanos temen, el Gobierno pueda incurrir en solicitar mayor potestad para autorizar detenciones, censurar a la prensa o hacer modificaciones a leyes para endurecer el control, como por ejemplo dominar el transporte público. La secretaria de Justicia, Teresa Cheng, indicó a medios, la aplicación de esta ordenanza no socavará libertades de las personas.

Ante la escalada de tensión, algunos líderes le han solicitado a Lam pacificar Hong Kong. Dominic Raab, ministro de Exteriores británico, solicitó al Gobierno hongkonés la apuesta por el diálogo con el fin de evitar el peligro de agravar las tensiones entre manifestantes y autoridades.

Expertos han expresado el temor a la afectación del centro financiero por parte del Gobierno. Se piensa, las autoridades podrían aplicar leyes financieras similares en el ámbito financiero.

Todo inició en protestas por la ley de extradición a mediados de 2019, pero las manifestaciones ha evolucionado a pedidos de mejorar los mecanismos democráticos y el autoritarismo de Pekín. El centro financiero más importante del mundo se mantiene en alerta por la aplicación de la prohibición del uso de máscaras para ocultar la identidad de los manifestantes.