Buscarán hacer responsables a plataformas digitales por contenido de odio y acoso

 05-02-2021
Patricio Contreras
   

 

Crédito foto: Mark Warner en Wiki Commons

Crédito foto: Mark Warner en Wiki Commons

 

El 5 de febrero de 2021, senadores demócratas promovieron ante el congreso de Estados Unidos una reforma a la sección 230 del Acta de comunicaciones de 1934. La enmienda, también llamada Acta de salvaguarda contra fraude, explotación, amenazas, extremismo y daños al consumidor (SAFE TECH, por sus siglas inglés), contempla reducir el número de condiciones necesarias para establecer un proceso legal en contra de plataformas sociales. Ello afectará podría afectar los ingresos de grandes empresas tecnológicas, como Facebook y Google, mismas que monetizan a partir de publicidad pagada. Estas compañías han estado previamente bajo el ojo del huracán ante organizaciones y sociedad civil por difundir contenido que se ha caracterizado como discursos de odio, conductas de acoso y desinformación.

La sección 230 fue promulgada en 1996 como parte del Acta de comunicaciones y decencia, uno de los primeros intentos de Estados Unidos por regular el contenido en Internet desde su popularización. A grandes rasgos, la sección 230 otorga inmunidad legal a plataformas digitales ante denuncias por contenido de terceros; además de concederles un criterio propio en cuanto a la moderación de este contenido.

Por otra parte, el acta SAFE TECH busca retirar algunas de estas protecciones, facilitando a usuarios y víctimas de acoso virtual los medios legales para combatir plataformas como Facebook o Twitter. Ello, siempre y cuando puedan probar ante un juzgado que estos proveedores de servicios digitales hayan facilitado este tipo de contenido o conductas.

Esta propuesta de cambio de ley aparece en un contexto donde ha crecido el grado de escrutinio hacia las plataformas digitales, especialmente desde la revuelta en el Capitolio estadounidense el 6 de enero de 2021. Argumentan legisladores demócratas que este episodio fue en gran medida instigado por la influencia de grupos de interés en redes sociales, incluyendo el mismo expresidente Donald Trump. La controversia llegó al punto de suspender las cuentas en redes sociales del exmandatario y el cese de la distribución en marketplaces digitales de plataformas como Parler.

Mark Warner, senador de Virginia por el partido demócrata, es el principal promotor de esta enmienda a la sección 230 del Acta de comunicaciones de Estados Unidos. También aparecen como proponentes Mazie Hirono, representando a Hawaii y Amy Kobluchar, de Minnesota, quien comentó a la prensa: "Necesitamos pedir más de las compañías Big Tech, no menos. Hacer responsables a estas plataformas por publicidad y contenido que puede llevar a un daño en el mundo real es crítico, y esta legislación hará justo eso". No obstante, aún queda la aprobación de la mayoría del congreso y el ejecutivo para que entre en vigor el acta SAFE TECH; aunque siendo este dominado por el partido demócrata, se espera una aprobación rápida.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS