CEO de Boeing declarará en la Cámara de Representantes

 07-10-2019
Ariadna Armas

 

   

 

Dennis Muilenburg, presidente ejecutivo de la fabricante de aviones estadounidense, Boeing, ha sido citado por la Cámara de Representantes de Estados Unidos a declarar el próximo 30 de octubre ante la Comisión de la Cámara de Representantes, entidad encargada de la investigación de las causas de los dos accidentes fatales en lo que se vio involucrado el modelo B737 MAX de la fabricante y en el que perdieron la vida de 346 personas.

El caso 737 MAX ha sido, en el mundo aeronáutico, uno de los más sonados por la magnitud de sus consecuencias. Tras los accidentes de Lion Air y Ethiopian Airlines en 737 MAX, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) suspendió los permisos de vuelo de la aeronave en todo el mundo. Siete meses después del último accidente registrado, la incertidumbre sobre el software y diseño de exteriores, alas y winglets, mantiene en duda a las aerolínea para volver a volar el avión.

La inmovilización a nivel mundial del 737 MAX con al menos 374 aviones en operación para 19 aerolíneas diferentes, afectó gravemente la producción y los pedidos de la fabricante, con lo que la europea, Airbus, tomó la ventaja este 2019. Ahora con la cita del Congreso y el Departamento de Justicia de Estados Unidos al CEO de Boeing, pretenden registrar cómo se creó, diseñó y desarrolló el avión.

A la cita también deberán acudir ingenieros y técnicos de la fabricante estadounidense que habían reportado las anomalías detectadas y registradas en el proceso de fabricación. Aunque la empresa estadounidense, continúa rechazando la culpa de los accidentes en el software o el sistema MAC.

Boeing se enfrenta de momento al menos a 100 demandas por los familiares de los involucrados de los accidentes de Ethiopian Airlines y Lion Air que cuestionan el papel de la fabricante en los decesos. Los demandantes sugieren que los defectos en la fabricación provocaron el error en los sensores de frenado automático, lo cual ya ha sido rechazado por la empresa en el pasado.