China dirige mensajes hacia Hong Kong mientras la economía del centro financiero cae

 01-11-2019
Sergio F Cara

 

   

 

Hong Kong se mantiene convulsionada por las protestas de manifestantes desde junio de 2019. Por ello, China pretende perfeccionar la forma en que se nombra y destituye al director ejecutivo de Hong Kong. Shen Chunyao, director de la Comisión de Derecho Básico dijo a periodistas sobre la iniciativa, aunque no precisó cómo sería esa forma. Se presume, estas declaraciones podrían inflamar aún más las tensiones el el autoridades y manifestantes.

Las propuestas a mediado de 2019 comenzaron ante el rechazo a iniciativas para extraditar a ciudadanos hongkoneses a China continental. Luego fueron cambiando el motivo pero se mantuvieron cada fin de semana y el ambiente se fue calentando.

Turismo es uno de los sectores muy sufrido tras cinco meses de protestas. Carrie Lam, jefa del Ejecutivo de Hong Kong anticipó el crecimiento anual podría contraerse. Según datos de Channel News Asia, la economía se contrajo entre julio y septiembre un 3.2%, constituyendo el segundo trimestre consecutivo a la baja.

Desde que asumió el presidente Xi Jinping en 2012, las protestas de Hong Kong han representado un desafío para el gobierno de China. El gobierno chino califica a las protestas como peligrosas separatistas y acusaron a potencias extranjeras de respaldas las manifestaciones en el centro financiero de la isla semiautónoma.

El director ejecutivo de Hong Kong es seleccionado por un comité integrado por partidarios de Beijing. Los manifestantes piden elecciones directas para elegir al lider de la ciudad. Por su parte China busca establecer un sistema legal que salvaguarde la seguridad nacional.

Chunyao confirmó sobre una reunión a puertas cerradas en el pleno de los líderes del Partido Comunista de China. El tema de las manifestaciones en Hong Kong estuvo sobre la mesa de discusión, aunque solo dijo, Beijing pretende mejorar el sistema de gobierno y más precisamente en la región.

Entre mensajes de China hacia Hong Kong y una economía debilitada, el Gobierno chino busca restablecer el orden y estabilizar al centro financiero para calmar los ánimos. Por su parte, manifestantes no parecen detenerse ante las acciones de autoridades hongkonesas y chinas.