Científicos de Senegal desarrollan tecnología de rápida detección para COVID-19

 20-03-2020
Ali Figueroa

 

   

 

Frente a la preocupación por una posible epidemia en territorio africano que afectaría a regiones sin las condiciones de salud para sobrellevar los contagios, especialistas, empresarios y científicos han lanzado la iniciativa de oportuna detección del COVID-19. Según la investigación realizada por la compañía británica Mologic y el instituto senegalés Institut Pasteur de Dakar es posible desarrollar una tecnología portátil de detección para el COVID-19, con un tiempo estimado de 10 minutos y un costo de 1 dólar por dispositivo de análisis de fluidos corporales.

Ante la pandemia de COVID-19, principalmente en Europa, Asia y Norteamérica, los países africanos no reportaban suficientes casos de esta enfermedad para figurar en las estadísticas globales durante el periodo entre enero y febrero de 2020; no obstante, según las cifras oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen 700 casos confirmados en el continente africano, con los primeros contagios registrados en Gambia, Mauricio y Zambian.

De acuerdo con la empresa Bloomberg, la región cercana al Sahara ha detectado un aumento considerable de contagios, cuyas cifras apuntan a una futura expansión del virus a través de todo el continente, entre Mauritania y Namibia, donde se reportaron dos casos de COVID-19 en turistas españoles que visitaron el sur de África durante los primeros días de marzo; asimismo, la OMS confirmó que Sudáfrica ha implementado un protocolo de cuarentena entre su población, y fortalecido las fronteras con Zimbabwe.

La alianza entre Mologic y el Institut Pasteur de Dakar planea la producción de suficientes dispositivos e instrumentales para llevar a cabo 8 millones de pruebas al año. La empresa británica prevé la adquisición de instalaciones para realizar las prácticas y fabricar el instrumental correspondiente, así como su distribución a los gobiernos africanos y la venta al sector privado un vez que dicha tecnología sea implementada en África.

El comienzo del desarrollo de esta tecnología ha sido la optimización en recolección y análisis de fluidos, que puede operar con diversas muestras de sangre, saliva o mucosidas, para detectar los patógenos en aproximadamente 10 minutos; según Mologic, la manufactura de dispositivos para recolectar y analizar los fluidos se realizará un las instalaciones de diaTropix, en Senegal, a cargo de Amadou Alpha Sall, director del Institut Pasteur de Dakar.

Asimismo, la implementación de esta tecnología representa una iniciativa sin precedentes en África y el resto del mundo, ya que la prueba actual empleada para el COVID-19, denominada reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés), puede tomar varias horas y costar alrededor de 400 dólares en hospitales privados. Los requisitos de instrumental e infraestructura para operar en territorios repletos de comunidades marginadas y en situación de precariedad, junto con la dificultad del acceso, hacen que la tecnología desarrollada por el Institut Pasteur de Dakar, portátil y de bajo costo, sea la apuesta por detectar COVID-19 y otros patógenos de alto riesgo en dichos territorios.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-