Del proteccionismo al libre comercio: Unión Europea y Mercosur

 10-07-2019
Ariadna Armas

 

   

 

Tras 20 años de negociaciones, el acuerdo comercial entre el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión Europea, llegaron a un acuerdo y su anunció se dio en la Cumbre del G-20, en Osaka, Japón. Los países de América del Sur que componen al acuerdo se refirieron a él como "la apertura comercial de Argentina y Brasil" a uno de los puertos con mayor actividad en el mundo: Rotterdam. Mercosur lo componen Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y el suspendido Venezuela por su ruptura democrática.

En el encuentro "Retos Diversificación Holanda - Latinoamérica" al cual NotiPress tuvo acceso, participaron representantes de la embajadas en México de la República Argentina y Brasil. El ministro consejero de la embajada argentina, Santiago Sinópoli y el jefe de sector económico de la embajada de brasileña, Rafael Gurgel, hablaron de los retos, beneficios y logros que el Acuerdo Mercosur - Unión Europea tendrán en la economía."Mercosur está listo para hacer una apertura comercial", declaró Sinópoli al referirse al logro del acuerdo y el inminente acceso sin aranceles al puerto de Holanda.

Argentina y Brasil, dos países considerados como "proteccionistas", en el umbral del acuerdo "buscan que el comercio sea mayor y aumentar el volumen del mismo". Los países impulsores del acuerdo buscan aumentar las exportaciones y consolidar la participación de las empresas locales a cadenas globales. En el caso de Brasil, el acuerdo dará un acceso más grande a la agricultura y a prácticas más sencillas en el comercio internacional. Mientras que, el mismo sector pero en países como Francia, Irlanda, Polonia y Bélgica presentaron en una carta las consecuencias del acuerdo para la ganadería y la agricultura de sus respectivos países. Por parte de las aprobaciones, Alemania, España, Portugal, Suecia, Lituania y República Checa fueron los principales impulsores del acuerdo cuyo inicio fue el 28 de junio de 1999 en Río de Janeiro.

Otros de los sectores beneficiados será el de automotriz. El acuerdo prevé eliminar 4 mil millones de euros en aranceles que actualmente manejan tasas de hasta el 35%. Industrias como la textil, la maquinaria, el calzado, vinos y licores también tendrán mayor acceso a la Unión Europea y Mercosur. En el caso de las exportaciones, los productos agrícolas y ganaderos de origen en Mercosur con destino a Europa serán más impulsados.

"Logramos un nuevo intercambio de ofertas comerciales", aseguró Rafael Gurgel al definir el acuerdo como histórico. El gobierno de Mauricio Macri y de Jair Bolsonaro, estuvieron apoyando esta negociación y el interés para mantener lineamientos favorables para todas la partes. Si bien el acuerdo estaba en conversaciones desde gobiernos pasados, por primera vez se firma el acuerdo a favor del mercado internacional en América del Sur.

Para entrar en vigor, el acuerdo aún deberá seguir varios lineamientos y así conseguir beneficios a todas las partes en favor del libre comercio. La facilitación del comercio será un valor agregado que pretende conseguir una actualización, análisis de impacto, modernizaciones alineadas a las mejores prácticas el comercio internacional.

La Unión Europea apuesta por el libre comercio en el tiempo de la guerra comercial entre los más grandes. En el contexto de las acciones proteccionista de Estados Unidos y China, la Unión Europea firmó el acuerdo que le dará acceso a un mercado de 260 millones de consumidores.