¿Qué es el imperio ruso y por qué podría ser clave para una guerra europea?

 05-03-2022
Sadit Gabriel
   

 

Crédito foto: Social Income vía Unsplash

Crédito foto: Social Income vía Unsplash

 

Durante el jueves 3 de marzo de 2022, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, aseguró que de caer Ucrania, Rusia iría por más. "Si el mundo no ayuda a Ucrania a detener a la Federación Rusa ahora, el agresor irá a otros países de Europa del Este, el Báltico y más allá". En torno a esto, ¿cuál es la relación de Rusia con los países bálticos y por qué ha sido enunciada por Zelenski?

El imperio ruso fue la denominación que se utilizó para el Estado fundado por el zar Pedro I, El Grande. Esta unidad territorial existió de 1721 a 1917 y tuvo como fin, unir a todos los rusos: los grandes (provenientes de Rusia), los pequeños (ucranianos) y los blancos (bielorrusos). En ese momento, luego de librar una batalla militar con Suecia (potencia del norte continental en aquellos años), Pedro I logra anexarse países como Estonia o Finlandia.

Tras haber ocurrido esto, Rusia adquiriría su cualidad de imperio y comenzaría a expandirse en búsqueda de nuevos horizontes. Sin embargo, con el fallecimiento de Pedro I (1725), el país se enfrascaría en una inestabilidad política que solo pudo terminar con la llegada al poder de Catalina II, La Grande. Así lo detalla Javier Alcalde en una publicación hecha por la Pontificia Universidad Católica de Perú.

"Bajo su reinado, Rusia fue plenamente aceptada como una gran potencia europea y se convirtió en el Estado más influyente del continente. En 1772, los rusos invaden Polonia; producto de esto se anexan Bielorrusia y Latvia, esta última parte de Lituania. En 1793 se produce la segunda partición polaca entre Prusia y Rusia, en la cual esta última recibe territorio adicional de Lituania, así como Ucrania occidental" señaló el experto.

Por consiguiente, el imperio ruso adjuntó territorios como Ucrania, Georgia, Armenia, Azerbaiyán, Kazajistán, Turkmenistán y, por supuesto, varios de los países bálticos. Todo ello hasta el final de la Primera Guerra Mundial y la Revolución Rusa, eventos que culminaron con la pérdida de varios de esos países para el naciente Estado soviético.

A lo largo de las idas y venidas del siglo XX, ya consolidada como Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, Rusia mantuvo una estrecha relación con Estonia, Lituania y Letonia. Por ello, diversos análisis hechos desde hace varios años especulan con la intención de Vladimir Putin de reinstaurar el russkiy mir (mundo ruso).

Uno de los primeros pasos tentativos para el resurgimiento de aquél imperio fundado por Pedro I sería la fundación de organizaciones como Russkiy Mir. Esta última tiene por objetivo difundir las raíces culturales y lingüísticas de Rusia en el extranjero. Pese a que esto es solo una especulación, un posible intento de Putin por reunificar los vestigios de aquél Estado podría implicar otros aspectos. Por ejemplo, una expansión de la guerra con Ucrania al resto de Europa y posiblemente, una intervención militar de otros países en el mundo.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS