El fiasco del caucus en Iowa o cómo una app mal desarrollada puede arruinar todo

 07-02-2020
B Amigon

 

   

 

El orgullo del estado de Iowa sufrió un ataque directo luego del fracaso en el recuento de los resultados en el caucus del lunes 3 de febrero, la tardanza en la entrega de resultados y la amenaza de perder su lugar como primer estado en realizar el caucus son consecuencias de utilizar una aplicación defectuosa.

Los caucuses son el principal sistema de conteo en algunos estados del país para las primarias en el proceso de elegir a los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos. Se trata de un sistema de casi 50 años y Iowa es siempre el primer estado en realizar el caucus para el partido demócrata.

Sin embargo, esta vez el partido demócrata decidió utilizar una aplicación de smartphones hecha específicamente para el recuento del partido en los caucuses. Documentos hallados por HuffPost sugieren que se inviertieron alrededor de 60,000 dólares para su desarrollo por parte de una pequeña firma de desarrollo de software con experiencia, en colaboración con Acronym.

De acuerdo con las entrevistas realizadas por The New York Times la app tuvo problemas días antes del caucus, además las complicadas instrucciones para siquiera entrar fueron un gran problema: los usuarios debían tener un correo electrónico, contraseña, autentificación de dos factores, otra contraseña generada por Google Authenticator y el PIN de distrito.

Luego de iniciar sesión, llegaban los conflictos para enviar los datos pues la app se cerraba cada tanto o no enviaba los datos, y en caso de enviarlos muchos no recibieron el mensaje de recibido. Las llamadas, que eran el otro medio para enviar el conteo, estaban sobrecargadas lidiando con los 1,681 recintos del estado.

Martes, miércoles y jueves siguientes tuvieron que continuar haciendo el recuento y enviando la información mediante correos electrónicos. No fue hasta el jueves en la noche que los resultados mostraron un 100% de los distritos electorales contabilizados con empate entre Pete Buttigieg y Bernie Sanders.

Las empresas desarrolladores, por su parte, difundieron comunicados de disculpas, pero la población los culpa por lo sucedido, muchos otros creen se trata un ciberataque por parte de republicanos o creen en resultados arreglados por parte del partido o los desarrolladores; algunos coinciden en que la cantidad pagada era insuficiente para un buen desarrollo de la app.

"Como lo confirmó el partido democrático de Iowa, los datos subyacentes y el proceso de recopilación a través de la app de caucus móvil de Shadow fueron correctos y precisos, pero nuestro proceso para transmitir los datos de resultados del caucus generados a través de la app al IDP no lo fue", declaró en un comunicado Gerard Niemira, director ejecutivo de Shadow, la empresa que desarrolló la app. "Tomamos estos problemas muy seriamente y estamos comprometidos para mejorar y evolucionar para apoyar el objetivo del partido demócrata de modernizar sus procesos electorales", dijo el ejecutivo.

Por supuesto, los errores en la app no fueron el único problema en en conteo, la falta de preparación por parte de los organizadores para trabajar con la nueva tecnología, o su simple falta de intento por darle una oportunidad, y la sobrecarga de llamadas a las líneas telefónicas hicieron el problema aún mayor.

A pesar de tratarse de la unión de diferentes situaciones que salieron mal, la mayor parte de la culpa fue para Shadow y Acronym, pero el fiasco del recuento cae sobre los ciudadanos de Iowa por tener un inicio desastroso en el primer caucus de las primarias para elegir a los candidatos presidenciales de 2020.