Líderes políticos recorren Reino Unido en vísperas de la elección

 11-12-2019
Julio Hernández

 

   

 

Los líderes políticos británicos recorrieron todo el país este 11 de diciembre en vísperas de las elecciones nacionales en un intento reciente para ganar a millones de votantes indecisos que podrían determinar el resultado.

Aunque las encuestas de opinión han mostrado consistentemente que el Partido Conservador del primer ministro Boris Johnson está a la cabeza antes de las elecciones del 12 de diciembre, las encuestas sugieren que el margen puede estar disminuyendo. Todos los partidos políticos del Reino Unido están nerviosos por el veredicto de un electorado volátil cansado después de años de disputas sobre el Brexit. Los votantes parecen cada vez más dispuestos a abandonar las lealtades partidarias desde hace mucho tiempo para respaldar sus sentimientos profundamente arraigados sobre la inminente partida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

650 escaños en la Cámara de los Comunes están en juego en las elecciones, la primera votación de Gran Bretaña en diciembre desde 1923, que se celebra más de dos años antes en un intento por romper el estancamiento político del país sobre el Brexit.

Boris Johnson ha tratado de recordar a los votantes el potencial de un mayor caos político si eligen un Parlamento dividido, lo que pondría en peligro su plan para lograr que los legisladores aprueben su acuerdo de divorcio Brexit y saquen al Reino Unido de la Unión Europea el 31 de enero.

Johnson comenzó su día ayudando a cargar botellas de leche y jugo de naranja en un vehículo de reparto en el norte de Inglaterra. Fue la primera de media docena de paradas de campaña del día. Más tarde, observó cómo se horneaban pasteles en una panadería en el centro de Inglaterra e indicó que si se puede obtener una mayoría activa, habrá un trato listo para funcionar.

El Partido Laboral dijo que las encuestas mostraban un impulso, producto de desviar la atención del Brexit hacia los planes de revertir años de recortes en el gasto público por parte de los conservadores, que han estado en el poder desde 2010. Los candidatos del Partido Laboral quieren hablar sobre trabajos, escuelas y la salud nacional del país.

Jeremy Corbyn, líder laborista hizo campaña en Escocia e instó a la gente a elegir un gobierno que dará una verdadera esperanza, ya que "en esta ciudad de Glasgow, viven personas muy pobres y cuentan con la esperanza de vida más baja de todo el país. Necesitan el fin de la austeridad y un gobierno del Reino Unido que invierta en todo el país".

Para muchos votantes, la elección es una opción desagradable. Tanto Johnson como Corbyn tienen calificaciones negativas respecto a la aprobación personal y ambos han sido perseguidos por preguntas sobre su carácter.

Corbyn enfrenta acusaciones de que ha permitido que el antisemitismo se extienda en su partido de centro izquierda y es visto por algunos como un doctrinario, socialista de la vieja escuela.

Por su parte, Johnson se ha enfrentado a sus comentarios ofensivos pasados, promesas incumplidas y mentiras. Esta semana fue sorprendido haciendo una reacción aparentemente indiferente a una foto de un niño enfermo de 4 años que yacía en el piso de un hospital británico porque no había camas disponibles.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-