Estas medidas han tomado las tecnológicas en EEUU por la transición presidencial

 14-01-2021
Jorge Cerino

 

   

 

Crédito foto: Wiki Commons

Crédito foto: Wiki Commons

 

De cara a la investidura presidencial de Joe Biden, el panorama político en Estados Unidos es tenso. Después de los actos violentos en el Capitolio, el recinto legislativo de aquel país, las grandes empresas tecnológicas han comenzado a tomar medidas de cara a la transición presidencial. Twitter, por ejemplo, decidió suspender más de 70 mil cuentas por difundir contenido de teorías de conspiración, a la vez que otras empresas comienzan a tomar medidas para evitar actos violentos

Una de las medidas más notables fue la de la aplicación de alojamiento Airbnb, anunciada el 13 de enero. En un comunicado, la empresa anunció que cancelaría las reservaciones para el área metropolitana de Washington D. C. durante la semana de la investidura presidencial , a realizarse el 20 de enero. También se suspenderá la posibilidad de hacer nuevas reservaciones en dicha área y período de tiempo, para evitar el traslado y alojamiento de grupos dispuestos a viajar e interrumpir la inauguración.

Google, por otro lado, también anunció la suspensión temporal de los anuncios políticos en su plataforma, al menos hasta después de la investidura de Biden. La medida también incluye rechazar anuncios referentes al juicio político de Donald Trump, la toma de posesión de Biden o las protestas en el Capitolio estadounidense. Esta decisión se tomó después de la suspensión de la cuenta de YouTube del aún presidente Trump, tras acusarle de subir un video incitando a la violencia. Plataformas como Twitter, Instagram y Facebook han tomado esta misma medida con las cuentas del presidente en sus sitios.

Ante el endurecimiento de las restricciones de contenido en estas plataformas, usuarios conservadores y de ultraderecha han comenzado a buscar alternativas. Ante el cierre de la red social conservadora Parler, Gab, otra red social, ha visto un repunte en sus suscripciones de este tipo de usuarios, por su política anticensura. Al respecto, la Liga Antidifamación, una organización judía, ha pedido al Departamento de Justicia de Estados Unidos y al Buró Federal de Investigaciones (FBI) investigar a la plataforma y al CEO. Argumentan que estos pudieron haber ayudado intencionalmente, conspirado o dirigido a los alborotadores del ataque al Capitolio el 6 de enero de 2021.

Mientras tanto, en México, el presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a manifestarse sobre este tema en la conferencia matutina del 14 de enero. Se declaró una vez más en contra de que las empresas tengan el poder de decidir a quién quitar el derecho a la libre manifestación de las ideas. En su opinión, las regulaciones en esta materia pertenecen a los estados y no deben yacer en manos de particulares y, adelantó, México planteará el tema en la próxima reunión del G20. "No deben de usarse las redes sociales para incitar a la violencia, todo eso. Pero eso no puede ser motivo de suspender la libertad de expresión; no debe ser usado de excusa", aseguró.

Según el canciller Marcelo Ebrard, existe un desacuerdo mundial sobre el tema de la censura en redes sociales. Si una empresa, por encima de los estados nacionales, decide quien y quien no tiene el derecho a expresarse, se admite entonces la existencia de un gobierno supranacional, argumentó. El peligro de esto, mencionó en la conferencia de prensa, es que sea una empresa, y no los estados, quien determine cuáles son las libertades de los ciudadanos. Notificó también el haber entrado en contacto con otras naciones con esta misma forma de pensar, como Alemania, Francia, países de África, América Latina y el sureste asiático, para discutir el tema.

Pese a la polémica, muchas empresas tecnológicas ya han tomado medidas para controlar los discursos en redes sociales y prevenir movilizaciones violentas en torno a la transición presidencial. Los dirigentes mundiales aún no han llegado a un consenso sobre estas medidas, por lo cual se espera que este tema sea de gran importancia en los próximos encuentros internacionales, como el G20.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS