Mientras Brasil pierde otro secretario de salud, la pandemia empeora

 15-05-2020
B Amigon

 

   

 

Nelson Teich, ministro de Salud en Brasil, quien sustituyó al anterior secretario destituido por el presidente Jair Bolsonaro ante discrepancias en las medidas tomadas para controlar los contagios de Covid-19 en el país, presentó su renuncia ante las mismas circunstancias, mientras que el número de personas contagiadas continúa creciendo.

Luiz Henrique Mandetta, anterior secretario de Salud, fue destituido por el mandatario brasileño el 17 de abril a raíz de los continuos desacuerdos para la implementación de medidas de confinamiento que vieran por la población brasileña y que no provocaran el colapso del sistema de salud.

A casi un mes de esta destitución, Nelson Teich, sustituto de Mandetta, renunció el 15 de mayo por "incompatibilidades" parecidas al anterior secretario de Salud: La promoción del confinamiento que no velaba por la economía de Brasil, tema relevante para Bolsonaro, así como el desacuerdo en el uso de cloroquina.

La cloroquina es un fármaco antipalúdico que, bajo ordenes de Bolsonaro y en contra del óncologo ahora exsecretario de Salud, el Ejército brasileño comenzó a producir en masa como medida para disminuir los contegios de coronavirus en la región. Sin embargo, este fármaco ha sido fichado por instituciones, como la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), de provocar trastornos neuropsiquiátricos. Estos efectos pueden llevar al suicidio en los pacientes según los estudios.

Mientras tanto, en las calles de Brasil la situación empeora cada día: El número de casos confirmados a la fecha de la renuncia es de 212 mil 198, volviendo al país el sexto a nivel mundial con mayor número de casos y también el sexto en mayor número de fallecimientos con 14 mil 455 muertes.

El sistema de salud de al menos cinco estados ha colapsado por el número de contagios en las regiones. El Tribunal supremo de Brasil autorizó a las autoridades estatales y municipales el poder para imponer las medidas sanitarias que crean convenientes.

Ante la única aclaración de Teich a su renuncia: "La vida está hecha de decisiones y yo elegí irme", queda por ver quién será el nuevo secretario de Salud en Brasil que pueda lidiar con la situación actual del país al igual que las demandas de Bolsonaro para proteger la economía.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-