Pandemia de Covid-19 exhibe la crisis que atraviesa el modelo de globalización

 26-01-2021
Ali Figueroa

 

   

 

Crédito foto: Freepik

Crédito foto: Freepik

 

De acuerdo con la presentación Preparándonos para la Deglobalización, organizada por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), la globalización enfrenta un momento de crisis. La pandemia de Covid-19 es responsable de exhibir sus mayores debilidades y desafíos, comentó Gerard Baker, editor en jefe de The Wall Street Journal. Especialistas consultados por el WEF informaron, ante ello se presenta la necesidad de fortalecer economías locales y modificar el comercio de bienes acorde a la resiliencia de países en vías de desarrollo.

El comercio de bienes en la economía globalizada y digital experimentó un crecimiento pausado e insuficiente en el transcurso de las primeras dos décadas de este siglo. Simon Evenett, fundador del Legado St. Gallen para la Prosperidad a través del Cambio (SGEPT, por sus siglas en inglés), informó que ello se debe a las reglas globales y el impacto estructural de los bienes internacionales en las cadenas de suministros.

Las reglas de la globalización son un tema volátil, sobre el que aún no existen acuerdos ni medidas humanitarias para trabajadores en países con economías vulnerables. Según Richard L. Trumka, presidente de la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por sus siglas en inglés), tales reglas benefician solo al capital corporativo e internacional. Indicó, el modelo de globalización ha llevado al daño de los trabajadores, medio ambiente, y afectaciones en la estabilidad social de países vulnerables durante los últimos 40 años.

Trumka agregó, la producción local y asociaciones sindicales buscan responder a esta problemática; sin embargo, es indispensable modificar las anticuadas leyes laborales y cambiar a un modelo deglobalizado, jurídico, económico y social. Asimismo, informó que un modelo deglobalizado, basado en la democratización de cadenas de suministros y producción orientada a las economías locales, beneficiará a los trabajadores con una repartición justa del valor agregado.

Con respecto a la repartición del valor agregado en los 25 países más ricos del mundo, las cifras oficiales indican que bajó de 54% en 1980 a 215% en 2008, comentó Trumka. Las leyes de protección para trabajadores se afectaron tanto como los salarios en el transcurso del modelo globalizado, especialmente en países con recursos naturales y economías en vías de desarrollo. "La Covid-19 expuso este proceso de bajos salarios como consecuencia de la globalización, donde la pobreza es su motor y consecuencia", informó el presidente de AFL-CIO.

Pese al aumento del teletrabajo en la nueva normalidad, el modelo de globalización experimenta una crisis exacerbada por la Covid-19, informaron especialistas consultados por el WEF. Según Beata Javorcik, economista en jefe del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERTD, por sus siglas en inglés), las expectativas sobre el retroceso y fin de la globalización son exageradas. Por ello, las preocupaciones por su estancamiento aumentan, ante lo que Javorcik agregó: "el comercio de bienes en la globalización no llegará al mismo crecimiento observado durante la década de 1990".

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS